El rey, en caída libre

Edición Impresa

Roger Federer quedó sorpresivamente eliminado en cuartos de final al perder con el checo Tomas Berdych, 12° favorito, por 6-4, 3-6, 6-1 y 6-4. El suizo, defensor del título, cayó así por segunda vez consecutiva en cuartos de final de un Grand Slam, después de perder en esa misma fase en Roland Garros.

La eliminación de ayer cierra la peor actuación de Federer en Wimbledon desde 2002, cuando quedó eliminado en primera ronda. Desde entonces, el suizo había jugado las siete finales siguientes y ganado seis.

«Ya estoy pensando en París y Wimbledon del año que viene. Eso es seguro», dijo con ánimo de revancha. Sin embargo, admitió que el cansancio acumulado en la temporada le pasó factura y que necesita un descanso. «Tuve algún asunto menor en la espalda y en las piernas. No me dejaron jugar como quería», señaló. Y agregó: «Necesito un descanso. Cuando estás lesionándote no te sientes cómodo y no puedes concentrarte en cada punto porque sientes el dolor».

La derrota tendrá también sus consecuencias en el ranking para Federer. Tras la prematura eliminación este año en Roland Garros, fue desplazado en el número uno por Rafael Nadal, que ganó el torneo. Ahora, el español, que avanzó a semifinales tras derrotar al sueco Robin Söderling por 3-6, 6-3, 7-6 (4) y 6-1, ampliará su ventaja en la cima y Djokovic quedará como escolta, desplazando así al suizo al tercer puesto.

Por su parte, Berdych subrayó: «Es increíble jugar contra un tenista tan grande como Roger y ser el ganador». El checo buscará ahora un lugar en la final contra el serbio Novak Djokovic, que venció al taiwanés Yen-Hsun Lu por 6-3, 6-2 y 6-2. Además, Andy Murray, la esperanza local, superó al francés Jo-Wilfried Tsonga por 6-7 (5), 7-6 (5), 6-2 y 6-2 y mañana irá en busca de un lugar en la final cuando se enfrente con Nadal.

Hoy se jugarán las semifinales femeninas. Los cruces: Serena Williams vs. Petra Kvitova y Vera Zvonareva vs. Tsvetana Pironkova.

Dejá tu comentario