Edición Impresa

El Tesoro cierra el año si renueva 40% de las Letes

• DESCUENTA ADEMÁS LA RENOVACIÓN TOTAL DEL REPO CON BANCOS Y DE VENCIMIENTOS DE OTRA DEUDA.
En la licitación de ayer se colocaron u$s913 M en los títulos en dólares y $36.355 M en los de pesos. Las Letras a tres meses ofrecieron una tasa del 42,12%. Mientras que por las más largas se pactó 39,74%.

El Gobierno confía en que podrá cubrir las necesidades de financiamiento para lo que resta de 2018 con solo renovar el 40% de los vencimientos de las Letras del Tesoro (Letes) en dólares. El optimismo se sustenta en que en las últimas licitaciones el Tesoro logró refinanciar el 45% de los vencimientos en moneda extranjera. De acá a que termine el año, el Gobierno deberá hacer frente a la renovación de aproximadamente u$s7.500 millones de Letes, más u$s2.000 millones en otros bonos y u$s4.000 millones del Repo con bancos privados. Incluso, el Palacio de Hacienda especula con que en el caso de renovar el 100% de las Letes este año, podría cubrir sus necesidades de financiamiento, por lo menos hasta marzo de 2019.

Ayer en la licitación de Letes, en dólares y en pesos, el Tesoro adjudicó el equivalente a u$s2.100 millones, cifra que se ubicó por encima de los u$s1.000 millones que vencen esta semana. La cartera que dirige Nicolás Dujovne logró colocar u$s913 millones a través de la Letra en moneda extranjera, lo que significó una renovación del 91,3% de los vencimientos, y $36.355 millones en la Letra en moneda local, a tasas similares de la licitación de la semana pasada. De esta manera, el Gobierno ya logró absorber $59.444 millones, casi la mitad (44,7%) de los $133.000 millones que quedaron en circulación de parte de entidades no bancarias luego de la licitación de Lebac. No obstante, el Palacio de Hacienda apunta a dejar dichos fondos en el Banco Central para "evitar el efecto expansivo".

Un dato para destacar es que el Tesoro logró colocar deuda en dólares, pero a costa de una mayor tasa de interés, ya que ofreció un retorno del 5,25% por un título a 203 días, que se ubicó por encima del 4,99% que había convalidado por un instrumento de un plazo apenas menor (183 días). El rendimiento ofrecido es entendible en un escenario de elevada volatilidad e incertidumbre, que generan una mayor presión cambiaria, sumado a un riesgo-país que no logra desprenderse de los 700 puntos básicos. Por estos títulos se registraron órdenes de compra por u$s939 millones. A su vez, por las Letes capitalizables en pesos se colocaron $25.773 millones a 98 días a una tasa nominal anual del 42,14%, mientras que por las de mayor duración (217 días) se adjudicaron $10.582 millones al 39,74% nominal anual. Las ofertas ascendieron a $40.036 millones.

Desde Hacienda destacaron que "desde que llegamos al Gobierno, nunca contamos con tanta liquidez". "La idea es estar prefinanciados, ante la mayor volatilidad y el menor acceso al mercado". Vale recordar que el Gobierno recibió hace unos meses el desembolso de u$s7.500 millones por parte del FMI y tiene previsto recibir montos adicionales en septiembre y diciembre. Además, señalaron la intención de "desarrollar un mercado de títulos en pesos" para las Letras capitalizables en moneda local, que irá creciendo a medida que se vayan cancelando los vencimientos de Lebac, que el Banco Central irá eliminando gradualmente para reducir la vulnerabilidad y mejorar el accionar de la política monetaria, como ya fue pactado con el FMI. Hacienda posiblemente dé a conocer el calendario de colocaciones en pesos entre hoy y mañana, en las cuales buscará ofrecer una alternativa en pesos para las Lebacs que no sean renovadas y evitar así una mayor presión cambiaria que impacte en el tipo de cambio y por ende, en la inflación, tras el fuerte impacto de los últimos meses.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario