El “Vasco” evalúa cambio táctico

Edición Impresa

El plantel de Boca entrenó ayer a puertas cerradas en Casa Amarilla, tras la derrota ante Racing por 3-1, de cara al partido ante Lanús por las semifinales de la Copa Argentina a jugarse el viernes en San Juan, con la novedad de que el entrenador Rodolfo Arruabarrena podría realizar un cambio táctico en el equipo.

Allegados al cuerpo técnico xeneize anticiparon que podría haber un cambio de nombres y de posición ante Lanús: la duda sería si Marcelo Meli seguiría como titular o si sería reemplazado por Rodrigo Bentancur, aunque la otra posibilidad que maneja el DT es que Fabián Monzón regrese como marcador lateral y que Nicolás Colazo pase al medio como volante por izquierda, también en lugar de Meli.

Durante una hora, todo el plantel realizó trabajos en el gimnasio, y después ingresaron a la cancha principal del predio Pedro Pompilio.

En el campo de juego, hubo una charla entre el Vasco Arruabarrena y los jugadores por un lapso de 10 minutos, mientras que después fue el preparador físico Gustavo Roberti dialogó otro tanto con los futbolistas.

Los que jugaron ante Racing hicieron movimientos regenerativos, mientras que Pablo Pérez trabajó más liviano debido a una pequeña molestia física.

En tanto, los que no jugaron ante la Academia hicieron fútbol en espacio reducido: Marín, Komar, Bravo, Monzón, Magallán, Fuenzalida, Cubas, Bentancur, Cristaldo, Palacios, Chávez y Cisneros, con la presencia de Daniel "Cata" Díaz y Meli, quienes jugaron poco más de 30 minutos ante Racing. El plantel xeneize volverá a entrenar hoy desde las 9.

Dejá tu comentario