8 de noviembre 2016 - 19:53

"En 2017 habrá crecimiento moderado, un rebote de 3,1%"

• LA RECUPERACIÓN, HASTA AHORA, ES MUY SELECTIVA.
• DIFÍCIL CUMPLIR LAS METAS INFLACIONARIAS DEL BCRA.
En la tradicional entrega de El Economista del Mes el análisis de la coyuntura y las perspectivas para los próximos meses estuvo a cargo de la economista jefe de la Fundación Capital, Irina Moroni.

Apreciación. Irina Moroni, de la Fundación Capital, ve el dólar en baja.
Apreciación. Irina Moroni, de la Fundación Capital, ve el dólar en baja.
1| ¿Ven brotes verdes, en cuáles sectores?

Estamos frente a un comportamiento heterogéneo de la economía. Sector por sector irán encontrando piso en los próximos meses aquellos relacionados con el consumo. Los brotes verdes son mayormente sectorizados. Se observan algunos datos positivos en sectores relacionados con el agro, por ejemplo, en la producción de agroquímicos y biodiésel y en las ventas de maquinaria agrícola y de utilitarios. También resultaron alentadores algunos números de exportaciones como las de manufacturas de origen industrial. Sin embargo, estos indicios son puntuales y todavía la recuperación es débil. En este sentido, la construcción verificó algunos números positivos en agosto, pero en septiembre volvieron a verse algunos rojos. Esto se dio, por ejemplo, en el consumo de asfalto (+25,3% vs. -3,2%) y en los despachos de cemento (+6,7% vs -11,3%). Comportamientos parecidos se observaron también en otros sectores, mostrando que la recuperación es selectiva.



2| ¿Cómo viene el blanqueo?

Luego de una primera etapa poco auspiciosa (sólo u$s66 millones en el bono a 3 años), la segunda reflejó buenos indicios. De hecho, ya se superaron los registros de otros blanqueos recientes. De cualquier modo, aún resta ver la magnitud que alcanzará verdaderamente el sinceramiento fiscal, teniendo en cuenta que gran parte de la exteriorización de fondos se hará hacia fin de año. Recordemos que el tipo de cambio con el que contabilizará la AFIP es el correspondiente al 22 de julio ($14,81). Lo cierto es que hay muchas consultas y la decisión pasa mayormente por cómo evolucionará el intercambio internacional de información y cuestiones futuras en torno a asuntos legales e impositivos. En resumen, vemos una exteriorización importante de bienes, aunque con bajo nivel de repatriación.



3|¿Inflación estimada en el mediano plazo?

La inflación núcleo se desacelera para ubicarse en torno al objetivo del 1,5% planteado por el BCRA (aunque los nuevos aumentos de precios regulados impulsarán el nivel general). Esto sólo implica volver a niveles estructurales de los últimos diez años. El próximo año será otra cuestión ya que se trata de un año de elecciones. Las autoridades privilegiarán apostar al crecimiento, dado que el punto inicial es complejo en términos sociales. Será difícil cumplir con las metas del BCRA. De hecho, prevemos una inflación del 22,3%, donde el Central será el único que "realizará la tarea". Pero la institución monetaria no puede sola. Todos los brazos de la política económica deben converger hacia el mismo norte para alcanzar el objetivo buscado.




4|¿La inversión está reaccionando?

Los primeros meses del año mostraron un esquema que impulsó más dólares financieros que productivos. Los últimos números oficiales que surgen del balance cambiario indican un incremento en los ingresos por préstamos financieros e inversiones de portafolio del 166% interanual en los primeros nueve meses del año, mientras los ingresos por inversión directa crecieron 78%. Esto implica unos u$s20.200 millones vs. u$s1.780 millones, respectivamente. El comportamiento "wait & see" todavía predomina y en la medida en que la inflación siga siendo elevada y la incertidumbre fiscal se mantenga, esto seguirá siendo así.




5|¿A cuánto cerrará el dólar en 2017 y 2018?

Nuestras proyecciones actuales ubican el tipo de cambio a fin de año por debajo de $15,70 y en un nivel de $18 promedio para diciembre de 2017, aunque no se descarta que puedan ser incluso inferiores. De hecho, el dólar tenderá a apreciarse en términos reales producto de varias cuestiones entre las que se destacan las emisiones de deuda, el blanqueo de capitales, las tasas reales positivas y las exportaciones agrícolas. Sin dudas, el dólar se ubicará por debajo de lo que el Gobierno desea. En este sentido, en términos de tipo de cambio real multilateral, hoy se encuentra en niveles por debajo del promedio de los últimos cuatro años. En este contexto, hay varias economías regionales que están complicadas. Todavía nuestros productos enfrentan costos con los que les resulta muy dificultoso competir internacionalmente.




6|¿Complicará la suba de la tasa en ee.uu.?

La suba de tasas será algo gradual. La Argentina aún seguirá teniendo espacio para financiarse, gracias a la alta liquidez mundial y que los bonos argentinos presentan buenos rendimientos. No debemos olvidar que uno de los activos de Argentina es su bajo ratio deuda/PBI. El mundo se encuentra en un proceso de "search for yield" y esto será beneficioso para nuestro país en cuestiones de financiamiento. No obstante, en términos de commodities, este proceso les impondrá presión bajista a los precios y podría alterar la evolución en algunos vecinos latinoamericanos.




7|Las proyecciones para 2017-2019

Según nuestras estimaciones, el último trimestre deja un arrastre del 1,5% para 2017, previendo que el próximo año estaremos frente a un rebote económico. Las condiciones para el crecimiento sostenible aún no están dadas, ya que restan importantes desafíos por delante. Así, habrá un crecimiento moderado (+3,1%), que cohabitará con una política cambiaria flotante, tasas de interés reales positivas, déficit fiscal financiado vía deuda, inflación en niveles de los últimos diez años y saldo comercial virtualmente neutro. Para los siguientes años de la actual administración, prevemos un crecimiento en torno al 3%, pero la clave estará en las cuentas fiscales y si se abandona la visión de equilibrios parciales.

Dejá tu comentario