En Cardiff, la gran atracción

Edición Impresa

Gales, de andar irregular, recibe al entonado Francia, que de ganar se encaminará a la corona

Después de un fin de semana sin rugby de selecciones en Europa, este viernes Gales y Francia abrirán la tercera fecha del Seis Naciones con presentes muy distintos.

El 15 del Dragón, que hasta ahora cosechó un triunfo ante Italia y una derrota frente a Irlanda, tratará de darle una alegría a su público, pero para eso deberá jugar un rugby con error cero para levantar el pobre nivel demostrado hasta ahora. Francia por su parte, llega a Cardiff derecho en cuanto a sus resultados y con chapa de gran candidato en la pelea por el título. Las victorias frente a Inglaterra (26 a 24) e Italia (30 a 10) hablan de un seleccionado con carácter, con argumentos en su libreto de juego y con una idea fija: ganar esta competencia. Si los dirigidos por Philippe Saint-André consiguen una victoria en el Millenium, estarán cada vez más cerca del objetivo, ya que por delante deberán visitar al débil Escocia en Murrayfield para en la última fecha recibir en el Stade de France a Irlanda.

Un párrafo aparte fue lo que sucedido entre el head coah del conjunto del gallo y los clubes del Top 14, ya que aprovechando que no hubo fecha del Seis Naciones el sábado pasado les solicitó a los entrenadores de los clubes si podían darle descanso a los jugadores pensando en el próximo compromiso del seleccionado nacional, pero tuvo poco acatamiento.

El sábado, el seleccionado de Italia, comandado por el italo-argentino Sergio Parisse, intentará salir de perdedor frente a Escocia. Ambos equipos hasta ahora no conocen la victoria en el 6 Naciones y de ganar estarían muy cerca de evitar la 'cuchara de madera' (trofeo que se le da al equipo que no suma puntos en la cinco fechas).

En tanto, en el restante partido, Inglaterra e Irlanda tienen muy en claro que no pueden dar un paso en falso, ya que sus aspiraciones se pueden diluir rápidamente pensando en el calendario que se viene.

A la hora de analizar el juego de estas dos potencias, los del Trébol corren con ventaja debido a su juego integrado en todas sus líneas, el cual hasta ahora le ha dado grandes resultados. Los de la Rosa, por su parte, tienen un juego un tanto más previsible pero con excelentes individualidades, las cuales pueden dar vuelta un resultado en poco tiempo que sumado a la puntería de Owen Farrell, hablan de una Inglaterra muy peligrosa.

Dejá tu comentario