En puertos del Sur, la soja desplaza al trigo

Edición Impresa

El complejo portuario del sudeste bonaerense vio modificada su tradicional imagen durante los últimos años. En Quequén, Necochea o Bahía Blanca era común ver colas interminables de camiones en espera, cargados de trigo para luego ser embarcados a los destinos más diversos, mientras las especies más variadas de aves aprovechaban los restos del cereal, esparcido por las playas de descarga para completar su dieta alimentaria. Hoy, pese a que los escenarios se repiten, el cereal estrella del sudeste poco a poco fue perdiendo terreno a mano del poroto de soja, y son más las toneladas de la oleaginosa que se embarcan que las de trigo.

Quedaron muy lejos los días en que los embarques de trigo desde esos puertos representaban el 94,5% del total de las ventas externas registradas entre 2003 y 2009.

El complejo portuario de Bahía Blanca cerró 2004 con exportaciones de trigo por un total de 2,8 millones de toneladas. Volumen que ubicó a ese destino como el principal despachante del cereal, al ostentar el 40% de las exportaciones totales y el 19,6% de la producción nacional. En 2005 las exportaciones del cereal fueron récord, al totalizar 2,8 millones de toneladas, el 28% de los despachos trigueros totales y el 17,6% de la producción nacional.

Caída

A partir de 2009 los despachos de trigo desde el sudoeste bonaerense acusaron una fuerte caída al embarcarse sólo 1,15 millón de toneladas, un 59,5% por debajo del récord de 2004 y un 57,3% inferior del de 2005.

Esta tendencia decreciente de las exportaciones de trigo a través del complejo portuario bahiense y de su participación en el total coinciden con una producción que muestra año tras año bajas significativas, donde el clima adverso y la falta de incentivos a la siembra, derivados de la ausencia de políticas económicas dirigidas a estimular al sector, fueron los principales determinantes. Un panorama similar presenta Necochea, asegura un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, al que tuvo acceso Ámbito del Campo. El complejo portuario bahiense pasó de embarcar 1 millón de toneladas de soja en 2003, a despachar en 2007, un total de 3,33 millones de toneladas, un incremento de sus embarques del 232%. De esta manera, la participación del complejo del sudeste en las exportaciones de la oleaginosa trepó del 11,31% en 2003 al 27,66% en 2007, año en que se despachó desde ese destino el 7% de la producción nacional de la oleaginosa.

En 2009, año castigado por la falta de lluvias, los embarques de soja experimentaron una merma del 58,3% frente al récord de 2007, no obstante, la participación de este puerto en el total de las exportaciones de la oleaginosa se ubicó en el 30,85%. Se consolidó como líder en materia de exportaciones de soja, pese a las desventajas que presenta en materia de fletes por su ubicación muy alejada del núcleo sojero del país, pero los 45 pies de calado que tiene el canal de acceso al puerto es una de las grandes ventajas comparativas. Es así que se posicionó como el puerto más importante en materia de completado de carga.

El puerto de Necochea también reporto durante los últimos años incrementos significativos en sus exportaciones de soja, si se tiene en cuenta que en 2003 estos embarques totalizaron 260 mil toneladas, mientras que en 2008 sus despachos superaron ligeramente el millón de toneladas, lo que implica un incremento del 314%. En el caso de la oleaginosa, la participación de este puerto pasó del 2,94% al 9,12%, pero por la sequía, los embarques efectuados en 2009, desde este puerto, experimentaron una caída del 44% frente a los de 2008.

Los puertos del Norte

El complejo portuario de Rosario, en cambio, se destacó por la estabilidad de sus despachos de trigo, al mantener una participación promedio en los últimos cinco años que se ubicó en torno al 20%. Mientras que el complejo portuario San Lorenzo/San Martín presenta un crecimiento de los volúmenes de granos embarcados.

En 2007 los embarques efectuados desde los muelles rosarinos fueron récord al totalizar 2,13 millones de toneladas de trigo, volumen que representó el 22,5% del total de los despachos logrados a nivel nacional.

Pero el complejo portuario San Lorenzo/San Martín/Santa Fe presentó un comportamiento opuesto al demostrado por los puertos de Bahía Blanca y Necochea en materia de exportaciones trigueras, porque año tras año los muelles del Norte reflejan un incremento en el tonelaje despachado y un aumento de su participación en las ventas totales de trigo hacia los diversos mercados internacionales.

En 2008, este puerto marcó su máximo en exportaciones de trigo, al despacharse 2,81 millones de toneladas. Este volumen explica el 33,1% de las exportaciones totales del cereal.

En cambio, los despachos del poroto de soja muestran año tras año un volumen creciente de embarques desde los puertos Up River y los ubicados en el sur bonaerense.

El puerto de Rosario no es ajeno a la tendencia creciente en materia de embarques de la oleaginosa. Al igual que lo sucedido en trigo, este complejo portuario muestra gran estabilidad de su participación relativa en el total de ventas de soja. Para estos últimos cinco años, esa participación se ubicó en torno al 25%. En 2007 Rosario experimentó su récord en exportaciones de soja, al embarcar 2,82 millones de toneladas, lo que lo posicionaba como el responsable del 23,5% de las exportaciones totales de la oleaginosa.

El año 2009 cerró con una caída en los embarques de soja del 55,6% frente al máximo de 2007. Así, este puerto junto con el de Bahía Blanca se posicionaban como los líderes en lo referente a exportaciones de soja. El primero de ellos integrante del grupo de los puertos denominados Up River, y el segundo integrante de los puertos del Sur.

Dejá tu comentario