En sintonía con el mundo, el Merval perdió 3,6%

Edición Impresa

En dos días la Bolsa porteña retrocedió 6,5%. Ayer las acciones perdieron hasta 7,8% y los ADR, hasta 6,5%. El dólar cedió apenas un centavo, a $38,18. Otra baja, simbólica, en la tasa de las Leliq.

El Merval cayó ayer 3,6%, a 28.549,8 puntos, en un marco en el que los inversores tomaron coberturas, frente a un comprometido frente externo, en medio de presiones por alzas en los rendimientos de los bonos estadounidenses, que localmente se reflejaba en un aumento del riesgo-país. En dos días, la Bolsa porteña anotó una merma del 6,5%.

La principal caída fue la de las acciones de Metrogas, que bajaron un 7,8%, luego de que el Gobierno diera marcha atrás con el anuncio del cobro de un adicional a usuarios de gas para compensar a distribuidoras por el impacto de la devaluación en los contratos firmados por las petroleras. Asimismo, los títulos de Banco Macro descendieron un 5,9% y los del Banco Supervielle perdieron un 5,8%. Eduardo Fernández, analista de Rava Bursátil, sostuvo que "la plaza local sintió con fuerza los embates que llegaban desde el exterior". Agregó que "desde la óptica del análisis técnico, el Merval ya venía delatando señales bajistas desde hace un par de jornadas".

La baja del panel líder se produjo en línea con la Bolsa de Nueva York (ver nota aparte). En sintonía, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street finalizaron principalmente en terreno negativo (las mayores bajas fueron anotadas por entidades financieras). Banco Macro y Banco Galicia cayeron 6,5%, seguidos por Banco Francés (-6,3%) y Supervielle y Mercadolibre (-6,2%).

El mercado bursátil quedó bajo presión desde que la semana pasada la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años superó el 3%. Ese movimiento generó temores de recalentamiento de la economía, mayor inflación y una política monetaria con tasas de interés más elevadas. En esta rueda, el retorno era de 3,2%.

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) con tendencia bajista. El Bonar 2024 cedió un 0,7%, el Bonar 2020 terminó estable y el Discount bajo ley argentina retrocedió un 1%. Aquellos nominados en moneda estadounidense descendieron hasta un 1,7% con un riesgo-país que trepó 3,03%, a 681 puntos básicos.

En el mercado cambiario, el dólar cerró casi estable ayer (bajó un centavo, a $38,18), pero subió en el mercado mayorista (aumentó trece centavos, a $37,25) frente al contexto externo más complejo, con un volumen operado que totalizó u$s502 millones. En la plaza donde operan los grandes jugadores la moneda interrumpió una secuencia de tres bajas consecutivas y experimentó la primera recuperación en lo que va de la semana. De todas formas, la divisa sigue operando en un marco de mayor volatilidad desde que el BCRA implementó su nueva política monetaria, con bandas entre $34 y $44 y las elevadas tasas de las Leliq, que operan los bancos.

"La reacción del dólar mayorista, luego de varias jornadas de bajas, fue corregida por la intervención oficial en los mercados de futuros mediante ventas en los plazos más cortos que estimularon el desarme de posiciones y el renovado ingreso de divisas desde el exterior", indicó el analista Gustavo Quintana. Sin utilizar recursos líquidos, la autoridad monetaria moderó el movimiento alcista evitando que el nerviosismo internacional se contagie a pleno al mercado local y vuelva a poner en el foco de observación la evolución del dólar luego de un período de relativa estabilidad inaugurado con la puesta en práctica del corsé monetario, agregó el analista.

A su vez, el BCRA colocó otros $107.774 millones (contra los $109.519 millones que vencían) en Leliq a siete días, y por segunda rueda consecutiva bajó -simbólicamente- la tasa promedio al 72,409% anual, y la máxima de corte al 73,988%. En la licitación del martes, la tasa promedio fue del 72,602% y la tope del 73,999% anualizada.

En la región, por su parte, el real operó con fuerte baja, también por el clima externo, pero sobre todo como reacción a declaraciones del candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro, favorito para ganar la elección presidencial de Brasil, sobre su oposición a privatizar empresas estatales. La moneda brasileña se depreció un 1,4%, a 3,76 por dólar, algo que contagió al peso argentino en la plaza mayorista.

En el mercado de dinero entre bancos, el "call money" se operó a un promedio del 68%. En el segmento a futuro del Rofex se contabilizaron u$s589 millones, de los cuales más del 60% se pactó a octubre ($38,45) y noviembre ($40,40) con tasas del 55,99% y 60,52%, respectovamente. Los precios retrocedieron alrededor de 5 centavos.

Por otra parte, el dólar "blue" volvió a mantenerse estable y cerró a $38, mientras que las reservas internacionales del Banco Central disminuyeron u$s126 millones, a u$s48.760 millones.

Dejá tu comentario