Escándalo real de nueva Lady Di

Edición Impresa

Londres - En una medida sin precedentes en Irlanda, el empresario británico de los medios Richard Desmond planea cerrar el diario Irish Daily Star, en repudio a la publicación no autorizada de unas fotografías que mostraban a la princesa Kate haciendo topless mientras estaba de vacaciones en una mansión de Francia.

El matutino irlandés había sido duramente criticado por la Casa Real británica tras haber publicado 13 imágenes de la duquesa de Cambridge, junto a la fotografía de la revista francesa Closer, que primero publicó las fotos del polémico topless.

Desmond dijo que planea cerrar las operaciones del Irish Daily Star como medida de represalia contra los editores del diario, que decidieron publicar las fotos sin pedirle autorización.

El empresario instruyó a los abogados del matutino para comenzar el proceso legal de cierre. Mientras que el sitio web del diario fue cerrado el sábado por la tarde. La compañía de medios de Desmond, Northern & Shell, es copropietaria del Irish Daily Star junto a la firma de Dublín Independent News & Media (INM).

«Estoy muy enojado por la decisión del diario de publicar estas fotografías y tomaré medidas inmediatas para cerrar el diario. La decisión de publicar estas imágenes no tiene justificación alguna y Northern & Shell condena ese hecho de la forma más fuerte posible», agregó.

Desmond dijo no haber sido informado de la decisión tomada por el editor del diario, Michael OKane, de publicar las fotos del príncipe William y su esposa, y admitió estar «extremadamente enojado» cuando descubrió que sí se habían publicado las fotos a pesar de que la compañía inicialmente había dicho que no.

Northern & Shell emitió por su parte un comunicado en el que indicó que la compañía aborrece la decisión y está «profundamente decepcionada». «Consideramos muy cuidadosamente todos los aspectos de la privacidad y nunca condenaríamos esta acción», agregó.

Por su parte, el editor del dominical Daily Star on Sunday, Gareth Morgan, lanzó incluso un ataque más fuerte al indicar que el semanario «está absolutamente horrorizado». «Esto no tiene mérito como decisión editorial, ni tampoco moral. Es francamente una decisión horrible», subrayó.

Este fin de semana, el Palacio de St. Jamess, en Londres, denunció la publicación de las fotos en Francia como algo «grotesco y totalmente injustificable», y dijo que la única motivación de la revista «fue la avaricia». Por su parte, la Casa Real demandó en los tribunales franceses por violación de la privacidad a Closer, y evalúa emprender ahora acciones legales contra cualquier publicación que emita las fotografías del topless de Kate mientras pasaba las vacaciones junto a su esposo en el Cháteau dAutet de Provenza.

Mientras, William y Kate continuaban ayer con su gira de nueve días por el sudeste asiático y el sur del Pacífico, tras haber arribado a las Islas Solomón.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario