Figurita repetida

Edición Impresa

La estadounidense Serena Williams, defensora y favorita al título, avanzó a su sexta final en Wimbledon tras superar a la checa Petra Kvitova y se medirá con la rusa Vera Zvonareva, una de las revelaciones del torneo. Serena se impuso por 7-6 (5) y 6-2 a Kvitova, que jugaba su primera semifinal en el tercer Grand Slam del año, y aseguró así la presencia de al menos una de las hermanas Williams en la final. Su hermana Venus cayó en cuartos ante la búlgara Tsvetana Pironkova, quien no pudo continuar su marcha ganadora y cayó ante Zvonareva por 3-6, 6-3 y 6-2. Ahora, la rusa, que jugará su primera final en un Grand Slam, se medirá con la menor de las Williams, que afrontará la 16ª final de este tipo de torneos. Además, suma 12 títulos, de los cuales tres fueron Wimbledon (2002, 2003, 2009), donde jugará su décima final en los últimos 11 años.

En tanto, para hoy están programadas las semifinales masculinas, con tres protagonistas de entre los primeros cuatro del escalafón. El checo Tomas Berdych sueña con jugar su primera final en un Grand Slam, pero para ello deberá superar al serbio Novak Djokovic, desde el lunes número 2 del mundo y que parte como favorito. En cambio, el español Rafael Nadal tendrá la oportunidad de regresar a una final en el All England Club después de aquella ganada en 2008. En su camino aparece el ídolo local Andy Murray, quien puede convertirse en el primer británico en consagrarse en la Catedral después de que Fred Perry lo lograra en 1938.

En juniors, Facundo Argüello se clasificó a semifinales tras superar al estadounidense Denis Kudla por 6-3 y 6-3. Quien no pudo seguir sus pasos fue Renzo Olivo, que cayó ante el local Oliver Golding por 4-6, 6-4 y 6-4. En dobles, Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank perdieron en semifinales con el dúo compuesto por el sueco Robert Lindstedt y el rumano Horia Tecau por 6-4, 7-5 y 6-2. Hoy, Gisela Dulko y la italiana Flavia Pennetta buscarán su pasaporte a la final cuando se enfrenten con las rusas Elena Vesnina y Vera Zvonareva.

Dejá tu comentario