Final blandengue, riesgoso

Edición Impresa

La semana quedó a salvo, en casi todos los recintos, por lo que se pudo extraer de ventaja en ruedas previas. Pero el final resultó «sapo de otro pozo», volviendo todos a la trinchera y a perder lo menos posible. Lo que desluce en mucho la suma global del período, con epicentro en la Bolsa de Nueva York y donde ya se están dando cuenta de que el fácil trámite de poner en marcha la «maquinita» de dólares, trabajando de sol a sol, podría tener consecuencias serias a cierto plazo. A partir de esos temores, se manchó la última fecha, donde el Dow Jones resbaló con el 1,65% de traspié. El Bovespa se aguantó bien, con sólo el 0,5% y para el Merval clásico, el saldo fue del 0,85%. Como en rueda anterior, otro cantar provino de la nómina de las locales solamente, porque en tal índice local, el retroceso se asemejó al Dow, con un 1,64%. Diferencias de «29» alzas contra «45» papeles en baja redondearon una imagen de rueda complicada y que estuvo enmarcada con solamente 30 millones de pesos de efectivo para las acciones.
A nadie le fue bien el viernes, el paso triunfal se tornó en una llegada a los tropiezos y pidiendo la hora para clausurar el día.
El período semanal quedó a salvo, con apenas un 0,75% de aumento en Wall Street, el 2,5% sumado por el Merval amplio y el mejor de los tres: el Bovespa, que se anotó un 3,1% de avance. No quedaron con buen semblante los mercados, hay temores por el reinicio -y justificados-, en tanto en Buenos Aires vamos a una rueda que será como jamón del emparedado, con el feriado del martes. Esto augura muy pocos negocios y un desarrollo con muchos lunares, en precios y en órdenes. Las miradas sobre el Dow, ver cómo sale de las dudas que lo acosaron el viernes. Y la Bolsa, reza por ellos.

Dejá tu comentario