18 de junio 2013 - 00:00

Fiscalización electrónica: la AFIP halló un millón de inconsistencias

Ricardo Echegaray
Ricardo Echegaray
A través de fiscalización electrónica, la AFIP encontró inconsistencias en alrededor de un millón de casos desde que comenzó en enero con esta vía de identificación de contribuyentes que podrían estar en falta. Y, en vistas del plazo para el blanqueo de capitales (que termina el 30 de septiembre), está enfocada ahora en encontrar personas que potencialmente podrían exteriorizar dólares que no están en el sistema financiero. Del millón de casos hallados, que podría incrementarse en las próximas semanas, algunos ya respondieron al pedido de la AFIP, otros recibieron la carta del ente recaudador y otros se encuentran en estado aún de investigación. "Ya están definidas las hipótesis que arrojan un millón de CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria )", sostuvieron fuentes de la AFIP. "Es un proceso dinámico, que se va modificando", agregaron.

Según explicaron, para encontrar inconsistencias se utilizan hipótesis de investigación, se cruza información de 54 regímenes diferentes y todo esto se suma a los datos del ente a cargo de Ricardo Echegaray. "Si una persona manda a sus hijos a un colegio determinado, tiene ciertos consumos de gas y electricidad, y paga un monto de expensas elevado, por ejemplo, ya da cierto perfil de contribuyente que luego se corrobora que así figure en la AFIP", explicaron. También dieron como ejemplo que una persona puede hacer figurar que posee dos autos, pero en verdad tener sólo uno. "En ese caso deben responder y adjuntar el boleto de compraventa. De esa manera se toma la información como una rectificación de su declaración jurada", aclararon.

El régimen de fiscalización electrónica surgió a fines del año pasado, de la mano de la Resolución General 3.416 publicada. La novedad de este sistema es que los contribuyentes pueden responder a los pedidos de la AFIP de manera electrónica, a través de internet, sin necesidad de hacer trámites. Para hacerlo, deben ingresar a la página web del ente recaudador con clave fiscal. Se debe optar por "AFIP - Fiscalización Electrónica" y elegir "Cumplimiento de requerimiento fiscal electrónico", disponible en el portal del fisco. Además de la clave fiscal, se deberá llenar el formulario con el número de fiscalización electrónica que cada contribuyente recibe en la carta. Una vez dentro del sistema, se contesta un cuestionario. Se pueden adjuntar archivos en formato PDF (de documentación escaneada) para respaldar la declaración. Cuando el contribuyente recibe la carta tiene 10 días hábiles para responder a la AFIP. Ese plazo es postergable a otros 10 más. Sin embargo, es obligatorio contestar al ente recaudador. De no hacerlo, se aplican multas previo sumario. Los montos de las penalidades oscilan entre $ 150 a $ 2.500. Estas cifras podrían llegar a los $ 45.000 en caso de resistencia a la fiscalización (que implica un incumplimiento reiterado). Es que detrás de la carta hay una hipótesis concreta, resaltaron.

Otro aspecto importante, que implica un avance en materia de fiscalización, es el intento de hallar al contribuyente en más de un domicilio. "Se utiliza el fiscal como primera opción, pero en caso de no encontrarlo se recurre al alternativo, que puede ser donde se recibe el resumen bancario", sostuvieron. "Si no se logra dar con el contribuyente, se da de baja la CUIT", indicaron. Si fuera por error, las personas pueden corregir el domicilio en la web y, de esa manera, la CUIT seguirá vigente.

Dejá tu comentario