Formosa se suma a la emergencia

Edición Impresa

El Gobierno de Formosa dictará la emergencia agropecuaria para los campos afectados por la sequía. El distrito conducido por Gildo Insfrán se suma así a la decena de provincias que lanzaron medidas similares, con la particularidad de que no ceñirá el alcance a los campos perjudicados por la falta de lluvia, para no dejar fuera de los beneficios a productores que no hayan sufrido daños.
Según adelantó ayer el ministro de Producción, Luis Basterra, a diferencia de los esquemas utilizados hasta el momento en otras provincias en Formosa, la calificación no comprenderá a ningún distrito en particular ni a la totalidad de la provincia. Este proceso, consensuado en forma previa con la Secretaría de Agricultura de la Nación, permite a los productores que no resultaron afectados por la sequía poder seguir accediendo a líneas de créditos ventajosas otorgadas por el Banco Nación, entre otros beneficios.
«Como en una misma región existen cultivos afectados por la sequía y otros no, esta medida busca compatibilizar estos aspectos y que los beneficios de tipo impositivo que establece esta norma nacional para los productores afectados no traigan aparejados perjuicios a quienes se encuentran sin mayores inconvenientes», dijo Basterra, que mañana participará de la reunión del Consejo Nacional de Emergencia Agropecuaria en la Ciudad de Buenos Aires.
El funcionario formoseño detalló que la implementación de este proceso tiene en cuenta que existen «determinadas líneas de créditos que automáticamente quedan suspendidas cuando se aplica la medida de emergencia».
Ahora, para poder acceder a los beneficios de la declaración de emergencia agropecuaria, cada productor -en forma individual- debe llenar los formularios correspondientes con los detalles de las pérdidas. Este documento, que tiene forma de declaración jurada, luego será tratado por la Comisión de Emergencia provincial, que -tras su análisis- lo elevará al Poder Ejecutivo para su implementación.
Se consideran bajo situación de emergencia agropecuaria los emprendimientos agropecuarios en los que las pérdidas sean superiores al 50%. Al superar el 80%, se trata de «desastre» agropecuario. En este último caso, no se posterga, sino que se condona el pago de impuestos.
Actualmente, las provincias que ya declararon emergencia agropecuaria total o parcialmente son Chaco, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Santiago del Estero, Buenos Aires, Santa Cruz, Chubut, San Juan y La Pampa.

Dejá tu comentario