Gobernadores buscan acordar suba para agro

Edición Impresa

Deseosos más que nunca de evitar un incómodo conflicto con el campo en las puertas del electoral 2011, los gobernadores apuestan a la estrategia de intentar consensuar con los dirigentes del agro los incrementos en el Impuesto Inmobiliario Rural para el año entrante.

Esa postal se repitió en las últimas horas en dos distritos grandes de estirpe rural, y de la mano de mandatarios que, en rigor, tienen antecedentes en materia de no descuidar la relación con el sector, lo que en tiempos de la polémica Resolución 125 les generó cortocircuitos de distinto grado con la Casa Rosada.

En Buenos Aires, el justicialista Daniel Scioli logró cerrar la semana pasada un entendimiento con los caciques del campo, que habilitó una venia para retocar ese tributo y así aplicar incrementos en 2011 que no superarán el 20%. En sintonía, en Córdoba, el también peronista Juan Schiaretti -quien tuvo fuertes encontronazos con Cristina de Kirchner por defender al agro en pleno conflicto por las retenciones- recibirá hoy a las 19 en la Casa de Gobierno a los representantes del campo, con los futuros retoques en el Inmobiliario Rural como tema fuerte de agenda.

Según trascendió, la pretensión oficial sería plasmar un incremento de cerca del 10% para recaudar cerca de 30 millones de pesos adicionales, que volcaría a potenciar la infraestructura vial ligada al ámbito agrario.

En la otra vereda, si bien los ruralistas consideran que no debería sufrir el tributo un aumento, admiten que están dispuestos a «evaluar» una contrapropuesta.

La prenda de negociación podría incluir, precisamente, el pedido formal de reparto de maquinarias pesadas en distintos puntos de la provincia para mejorar los caminos por los cuales circula la producción, y una mayor lluvia de recursos para ese fin pertenecientes al Fondo Sojero creado por Cristina de Kirchner y que se nutre de la coparticipación del 30% de las retenciones a las exportaciones de soja. «En 10 años, los aportes del sector rural de Córdoba pasaron de $ 75,3 millones a $ 278,7 millones anuales. Si sumamos el Fondo Federal Solidario (conformado con las retenciones a la soja), el campo cordobés aporta más de mil millones de pesos a la provincia», remarcó Néstor Roulet desde la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona. En el caso de Buenos Aires, Scioli y la Mesa Agropecuaria provincial lograron consensuar un proyecto de actualización del Impuesto Inmobiliario Rural que entrará a regir en 2011, que contempla incrementos de hasta un 20% y que le permitirá recaudar al Ejecutivo $ 120 millones extra ($ 30 millones menos que lo previsto inicialmente). Esa postal se dio a tono con la postura dialoguista con el campo que mantiene a rajatabla Scioli y que lo volvió a diferenciar de la estrategia mostrada por la Casa Rosada.

Dejá tu comentario