Gobierno reasigna para girar fondos a energía

Edición Impresa

El Gobierno decidió ayer una reasignación de partidas en el área del Ministerio de Planificación, que encabeza Julio De Vido, para seguir financiando el sector energético, modificando partidas de esa cartera y compensando con la Jurisdicción 91-Obligaciones a Cargo del Tesoro, la gran caja para cubrir rojos de todo tipo dentro de la contabilidad nacional.

Esta vez los montos no fueron explosivos, como suele suceder con las resoluciones que reasignan gasto y ajustan la ley de Presupuesto a la realidad. Pero hubo una tarea meticulosa de recortes de gastos para terminar derivándolos al área energética.

Por ejemplo, se registran quitas menores en transferencias a provincias, recortes internos de Planificación Federal en fondos para financiar obras de arquitectura, un recorte de $ 18,7 millones en el programa Acciones para el Mejoramiento Habitacional e Infraestructura Básica, también dentro del mismo ministerio, otra poda de $ 35,5 menos para Vialidad Nacional (no es la única que afectó a ese organismo).

En total se terminaron derivando otros $ 300 millones al Ente Binacional Yacyretá y a Energía Argentina SA, causa esencial de esta reasignación de fondos.

Volumen

En términos nominales, de acuerdo con el informe de ASAP sobre la ejecución presupuestaria del primer semestre, «la masa de subsidios económicos ejecutados en lo que va del año ascendió a $ 46.661 millones, $ 8.382 millones más que en igual período de 2011».

Aunque los incrementos no fueron parejos. Los aumentos en subsidios fueron más moderados que lo imaginado en algunas áreas del sector energético, que se lleva el 57% de la masa total de subsidios, con una suba de $ 3.559 millones. De acuerdo con el mismo informe, hubo una retracción en las transferencias dirigidas a Cammesa, reduciéndose en $ 2.166 millones. Pero esa merma se contrapone a la fuerte suba destinada a ENARSA, de $ 3.905 millones, un 83% más que el año anterior.

En el reparto de este año volvió a ganar también Nucleoeléctrica, que se llevó $ 1.864 millones ($ 1.590 millones más que en igual período de 2011) para destinar a la prolongación de vida de la Central Embalse y la terminación de Atucha II.

Dejá tu comentario