Grave acusación contra cascos azules uruguayos

Edición Impresa

Montevideo - El presidente de Uruguay, José Mujica, rechazó ayer que efectivos uruguayos que integran la Misión de las Naciones Unidas en la República del Congo (Monusco) hayan asesinado a dos civiles en una protesta y responsabilizó a la policía congoleña.

En un incidente ocurrido el sábado en la ciudad congoleña de Goma, dos personas que participaban en una manifestación fallecieron y otras cuatro resultaron heridas, según versiones de testigos.

Mujica dijo ayer, en rueda de prensa en Montevideo, que los cascos azules uruguayos sólo dispararon balas de goma en ese episodio pero "la policía oficial del Congo, un país en donde no se andan con chiquitas, hizo disparos con armas de fuego y ahí cayeron dos o tres civiles". Relató que el movimiento rebelde M23 desplegó un ataque en "represalia" y que manifestantes le pidieron de manera "agresiva" a las fuerzas de Naciones Unidas desplegadas allí que actúen para proteger a la población civil.

"No hay responsabilidad de los uruguayos, que estuvieron muy acordes en cumplir con los protocolos que tienen que cumplir para estos casos", aseguró el mandatario.

En el lugar en el que se produjo este incidente, fuentes civiles señalan a los efectivos uruguayos como responsables de las muertes. "Son los cascos azules uruguayos quienes dispararon contra nuestro grupo", afirmó Augustin Matendo, testigo de los hechos.

Según una fuente militar occidental, que pidió el anonimato, "los cascos azules uruguayos fueron asediados por una muchedumbre que intentó penetrar en el recinto de la ONU y abrieron fuego para intentar dispersarlos".

Por su parte, Martin Kobler, jefe de Monusco, deploró el incidente en un comunicado y pidió una investigación a las fuerzas policiales de la República del Congo.

Agencias AFP, DPA y ANSA

Dejá tu comentario