Grimoldi: considera que lo peor de la crisis pasó

Edición Impresa

Objeto social: "Calzados, carteras y afines".

Lo que nos dice llama la atención por la contundencia de la aseveración, leemos así en el primer párrafo de sus perspectivas del semestre: "La Compañía considera que el peor momento de la crisis ha sido superado". No es frecuente que una empresa abierta al público utilice la palabra "crisis", aunque sea para referirse a ella en el pasado. Antes de poder analizar esto, debemos efectuar una aclaración. Por los números que vuelca la vemos colocando 3,2 millones de unidades de calzado (un número solo superado en 2012 y 2013) que le dejaron en el arranque el equivalente a u$s106,8 millones (un máximo histórico por ventas), lo que le significó u$s33,16 por unidad (el promedio histórico desde 2000 es de u$s30,89, el récord u$s49,41 en 2011 el mínimo u$s10,28 en 2012). Frente a esto, en la reseña nos habla de una caída de 4% en las unidades vendidas, básicamente por lo sucedido en el canal mayorista, fuertes y anormales descuentos para ajustar inventarios, una caída de la facturación en franquiciados de 12% y un incremento de 5% en las ventas de locales propios. Lo concreto es que finaliza el semestre con ventas por $1.799,6 millones, 5% más que un año atrás que detractados los costos (+15%) le dejan un bruto de $831 millones, 6% menos que lo logrado a junio de 2016. El problema que enfrenta a partir de aquí es que más que una cuestión de porcentuales (la inflación del período fue de 21,9%, INDEC), que el bruto le resulta insuficiente para compensar las magnitudes que siguen. Si el 15% de aumento en los gastos la dejan con un saldo operativo de $182,8 millones, 43% menos que antes, que detractados los costos (creciendo 6%) la llevan a un "pre tax" de $25 millones, reducidos tras la mordida del fisco a un neto de $13.089.119, 88% menos que doce meses antes.

Dejá tu comentario