Haddad crece más y se perfila como el rival de Bolsonaro en un balotaje

Edición Impresa

Otros postulantes con expectativas, como el laborista Gomes y el conservador Alkcmin, el favorito de la comunidad de negocios, aparecen rezagados. El mercado igual festejó: el derechista también sube.

Río de Janeiro - El ultraderechista Jair Bolsonaro y el candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, se perfilan como favoritos para disputar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, según una nueva encuesta divulgada ayer.

Bolsonaro, que convalece en una unidad de terapia intensiva en San Pablo tras haber recibido una puñalada en un acto de campaña, tiene 28,2% de la intención de voto para la primera vuelta del 7 de octubre, señaló la encuesta realizada por el instituto MDA para la Confederación Nacional de Transportes (CNT) entre el 12 y el 15 de septiembre.

En segundo lugar, con 17,6%, se sitúa Haddad, designado la semana pasada como candidato en sustitución del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, indica el estudio, llevado a cabo entre 2.022 entrevistados.

En tercero y cuarto lugar llegan el centroizquierdista Ciro Gomes, con 10,8%, y el exgobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, considerado como el más favorable a las políticas de ajuste reclamadas por los mercados, con 6,1%.

La de MDA es una de las encuestas más seguidas en Brasil y, en este caso, confirma y continúa la proyección al alza de la intención de voto de Haddad, sugerida ya por Ibope y Datafolha.

En la segunda vuelta del 28 de octubre, solo Gomes derrotaría a Bolsonaro (37,8% a 36,1%, con 19,65 de votos en blanco o nulos y 6,5% de indecisos). El excapitán del Ejército y nostálgico de la dictadura militar (1964-85) vencería en cambio a Haddad si se votara hoy, por 39% a 35,7% (18,2% de nulos y 7,1% de indecisos).

Este dato alentó ayer al mercado, que apuesta a Bolsonaro como el freno posible a la izquierda. La Bolsa de San Pablo subió 1,8% y el real se recuperó 0,98% para cerrar a 4,126 por dólar.

Ambos resultados son virtuales empates técnicos, por situarse dentro del margen de error de la encuesta, de 2,2 puntos.

Una encuesta de Datafolha publicada el viernes pasado daba en la primera vuelta un 26% de intención de voto a Bolsonaro y un 13% para Haddad y Gomes.

Previamente, la de Ibope le había dado a Bolsonaro un 24% y al heredero de Lula da Silva un 10%, en quinto lugar, pero en empate técnico con otros postulantes que peleaban el segundo puesto.

Brasil está tentado por dos "aventuras populistas", lamentó Alckmin, que en un eventual segundo turno sería derrotado por Bolsonaro por 38,2% a 27,2% (con 26,3 de votos en blanco o nulos y 7,8% de indecisos).

Alckmin, del PSDB del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), se presenta como el candidato moderado capaz de apaciguar los ánimos y devolver la confianza a los inversores para reanimar la economía. Pero su candidatura, pese a contar con el apoyo de varios partidos y tener el mayor tiempo de propaganda televisiva, no logra despuntar y corre grandes riesgos de quedar fuera de la segunda vuelta, algo que no le ocurre a su partido desde 1989.

"Las encuestas son un retrato del momento. La elección es un proceso dinámico. La definición del voto se va a dar más adelante, como pasó en las últimas elecciones", dijo Alckmin ayer en una entrevista con corresponsales extranjeros en Brasilia, en la que dijo confiar en que el PSDB estará en la segunda ronda.

Agencias AFP, Reuters y ANSA

Dejá tu comentario