Hasta Trump habla de un posible juicio político: “El mercado puede colapsar”

Edición Impresa

“Creo que todos podríamos ser más pobres” si eso ocurre, advirtió. Crece la importancia de las legislativas de noviembre: un avance demócrata en el Congreso podría complicarlo seriamente.

Washington - El presidente Donald Trump dijo que la economía estadounidense podría colapsar si él es acusado y sometido a juicio político, algo que debido al caos que rodea a la Casa Blanca podría suceder, según expertos.

Días atrás, el exabogado presidencial Michael Cohen le dijo a un juez federal que, a petición del mandatario, realizó pagos ilegales para silenciar a mujeres que alegaban haber tenido amoríos con Trump, violando así las leyes de financiamiento electoral.

Pero el líder republicano le dijo a Fox News, en una entrevista difundida ayer, que una acusación solo causaría más confusión en el país.

"Le diré esto: si alguna vez soy sometido a un impeachment, creo que el mercado podría colapsar. Creo que todos podríamos ser más pobres", advirtió el mandatario en el programa Fox and Friends.

Luego de ello, el presidente dio una confusa declaración sobre la creación de puestos de trabajo y otros progresos económicos que, dijo, que se llevaron a cabo durante su mandato e insistió en que los estadounidenses estarían mucho peor si Hillary Clinton hubiese ganado las elecciones de 2016.

"No sé cómo se puede someter a un impeachment a alguien que ha hecho un gran trabajo", añadió.

Dado el respaldo que le sigue dando el grueso del Partido Republicano, tal eventualidad depende de que los demócratas recuperen el control del Congreso en las elecciones de mitad de mandato de noviembre próximo.

Trump recibió dos duros golpes consecutivos el martes cuando, en cuestión de minutos, su exabogado se declaró culpable de violaciones a la ley de financiamiento de campaña y su exjefe de campaña Paul Manafort fue condenado por fraude fiscal y bancario.

La condena de Manafort fue el primer caso enviado a juicio por el fiscal especial Robert Mueller, que investiga la intromisión rusa en las elecciones de 2016.

El mandatario insiste en que no hizo nada malo después de que Cohen, su abogado privado durante mucho tiempo, lo implicó en los pagos ilícitos de 280.000 dólares en total realizados antes de las elecciones de 2016 a dos mujeres que afirmaban haber tenido relaciones con el candidato presidencial republicano, con el fin de comprar su silencio.

Aunque Cohen no las nombró, se cree que las mujeres eran la estrella porno Stormy Daniels y la modelo de Playboy Karen McDougal.

Debido a que los pagos tenían la intención de influir en el resultado de las elecciones, violaron las leyes estadounidenses que rigen las contribuciones de campaña.

Al declararse culpable, Cohen dijo que los pagos se hicieron "en coordinación y bajo la dirección de un candidato a la oficina federal", en clara referencia a Trump.

El presidente fue evasivo cuando se le preguntó en la entrevista de Fox News si le había ordenado a Cohen que hiciera los pagos, diciendo que su exabogado "hizo los tratos" e insistió en que las acciones de Cohen "no eran un delito".

"Las violaciones de campaña no se consideran un gran problema, francamente", alegó.

Luego aseguró que los pagos se realizaron con su propio dinero, al que Cohen tenía acceso, y añadió que mientras en ese momento no conocía esos hechos, desde entonces ha sido completamente transparente sobre el tema.

A pesar del tono desafiante de Trump, la experta en finanzas de campaña Kate Belinski, del estudio de abogados Nossaman, dijo que habría que esperar consecuencias legales tanto para Trump como para su campaña, muy probablemente bajo la forma de una demanda civil ante la Comisión Federal Electoral.

Además de los dos cargos por violar las leyes de financiamiento de campaña, Cohen también se declaró culpable de seis cargos de fraude.

Por otro lado, su abogado dijo que colaborará con las pesquisas del Rusia-gate, otro frente que atemoriza al jefe de la Casa Blanca.

En la entrevista con Fox, Trump criticó a su exaliado. "Casi debería ser proscripto", dijo.

Por el contrario, elogió a Manafort por ir a juicio, en el que fue declarado culpable de ocho cargos de fraude financiero.

El mandatario alabó a Manafort, de 69 años, por dejar su destino en manos de un jurado, en lugar de llegar a un acuerdo con el fiscal, una medida que generó especulaciones de que Manafort espera un indulto.

Al preguntársele si estaba considerando tal movimiento, Trump solo dijo que tiene "un gran respeto por lo que ha hecho (Manafort), en términos de lo que ha atravesado".

Agencias AFP y ANSA,


y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario