Huelga eterna: Justicia citó a docentes y Gobierno

Edición Impresa

Santa Cruz - En medio de la virulenta huelga docente -que cumple 47 días-, la Cámara de Apelaciones de Río Gallegos citó para hoy a las 10.30 al gobierno del justicialista Daniel Peralta y a los gremios. La audiencia genera suma expectativa en la provincia, si se tiene en cuenta que no hay conversaciones entre las partes desde hace semanas.

En paralelo, la salvaje escalada de piquetes y tomas de plantas que paraliza la producción petrolera en el norte santacruceño -en medio además del incendio «intencional» ayer del virtual Ministerio de Educación local- puso en situación extrema a las operadoras locales, que no descartan suspender las operaciones en toda la provincia.

«Es una posibilidad por demás cercana», admitió ayer una fuente empresarial ante este diario, frente a «una situación que no encuentra límites» y donde -advirtió- «están en juego la seguridad del personal y de las instalaciones».

En sintonía, desde el entorno de los funcionarios de Energía provincial reconocieron que las operadoras ya hablaron de esa posibilidad, hasta que se resuelva el conflicto.

En rigor, se trata de una postal que ya tiene antecedentes. Por caso, en diciembre de 2010, YPF decidió suspender las operaciones en el norte de Santa Cruz debido a «hechos de violencia» registrados en Las Heras durante una huelga de personal jerárquico. Por de pronto, en las últimas horas esa compañía concretó varias denuncias ante la Justicia frente a la cadena de protestas que la impactan de lleno.

En abierto desafío a las advertencias lanzadas el miércoles por Peralta -quien aspira a lograr su reelección en octubre-, ayer los docentes nucleados en la Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac) bloquearon el acceso a la planta deshidratadora de petróleo de YPF en Cañadón Seco (en cuyo interior hay gendarmes resguardando las instalaciones), para amplificar sus reclamos salariales.

La nueva medida de fuerza volvió a dar un duro golpe a la producción petrolera del norte provincial, paralizada ya desde más de un mes por un ramillete de piquetes de maestros en Las Heras y Pico Truncado y, desde el pasado martes, por el copamiento de otra planta de YPF, en la primera de las localidades, por parte de trabajadores petroleros. De hecho, los manifestantes lograron anular el circuito abastecedor de hidrocarburos constituido por el ramal «Las Heras 3 - Kaike - Pico Truncado - Cañadón Seco», oleoducto que abastece la planta de almacenaje de Termap.

El delicado escenario anotó ayer otra postal sugestiva, de la mano del incendio «intencional» que sufrió la sede del Consejo Provincial de Educación -virtual ministerio educativo- en Río Gallegos (ver aparte). En medio de huelga docente, el avance de las llamas afectó a las 5.45 el primer piso y la sala de sesiones. «Al parecer el fuego comenzó en el primer piso, donde está el despacho del titular del Consejo, Roberto Borselli», dijo el jefe de Gabinete, Pablo González, además de detallar que «un vigilador fue derivado al hospital por inhalación de humo».

Mientras tanto, en reacción a la perpetuación de la huelga docente, permanecían ayer tomadas más de 40 escuelas en toda la provincia por parte de alumnos y padres que reclaman la reanudación de las conversaciones.

Los docentes exigen una suba del 50% y rechazan la oferta del 25% de Peralta. Pero las conversaciones se frenaron cuando Adosac no acató la conciliación obligatoria.

«Ver el enemigo en la protesta social y el amigo en las corporaciones empresarias conduce a alejarse cada vez más del pueblo que lo votó», advirtieron ayer desde Adosac, luego de que Peralta asegurara que la provincia está al borde de una «confrontación social» y de un «quebranto económico».

Dejá tu comentario