Hungría prohibirá en su Constitución la migración económica

Edición Impresa

Budapest - Hungría incluirá en su nueva Constitución la prohibición de recibir a inmigrantes que buscan mejoras económicas, una medida con la que el primer ministro nacionalista, Viktor Orban, busca blindar la negativa a las cuotas obligatorias de la Unión Europea (UE).

El texto de la modificación de la Ley fundamental de 2011, aprobado ayer en comisión, será votado hoy por el Parlamento y declara que "está prohibido colocar extranjeros en el territorio del país, sin la autorización del Parlamento".

Con la mayoría de dos tercios obtenida en las últimas elecciones, Orban está ahora consolidando su política antiinmigración, pese a que los juristas constitucionales advirtieron que el derecho internacional prevalece sobre la ley nacional, incluso si está insertada en la Constitución.

Semanas atrás, los países del llamado Grupo Visegrad (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia) abandonaron antes de su creación, la reforma del reglamento de Dublín en contra de la redistribución de los refugiados.

Ya en enero, Orban logró la aprobación de una ley que criminaliza a quienes ayudan a inmigrantes ilegales. Castigo para los transgresores: un año de cárcel.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario