Irrita la UOM al Gobierno con reclamo de aumento del 37,5%

Edición Impresa

Desafío del jefe de la CGT oficialista al pedido de moderación del Ejecutivo

La Unión Obrera Metalúrgica sorprendió ayer al pedir un aumento salarial del 37,5% en el primer contacto del gremio con las cámaras empresariales de la actividad. Para matizar, los sindicalistas tradujeron el planteo en la necesidad de elevar el salario mínimo en las fábricas de los actuales $ 4.000 a $ 5.500. Se trata hasta ahora del mayor pedido de incremento desde el arranque de las paritarias 2013. Es un doble dolor de cabeza para el Gobierno: la UOM es el principal sindicato del sector industrial y su jefe, Antonio Caló, lidera la CGT oficialista.

Tal como anticipó ayer este diario, el planteo fue expuesto durante una reunión informal en la sede del sindicato que mantuvieron sus dirigentes con representantes de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA), de las cámaras del aluminio (CAIAMA) y de las pequeñas y medianas empresas (CAMIMA). El pedido estuvo muy por encima de las expectativas: desde el propio gremio se habían encargado de avisar que reclamarían "un piso del 25 por ciento".

La ronda de paritarias de este año arrancó con sugerencias del Gobierno de pactar aumentos no superiores al 20 por ciento. Sin embargo, el estancamiento en la paritaria docente, cuyos sindicatos rechazaron ofertas en torno del 23%, y los amagues de otros gremios de pedir incrementos superiores al 25 por ciento, motivaron que el Ejecutivo ideara un nuevo esquema. Para ello acordó con Luz y Fuerza una suba del 30,6% pero por 18 meses, y en las últimas semanas desde el Ministerio de Trabajo se buscó extender ese criterio.

El convenio colectivo de la UOM abarca a más de 250 mil trabajadores, que se desempeñan en pequeños talleres metalúrgicos y también en las grandes industrias siderúrgicas. En ambas puntas la disparidad salarial es notoria.

Pero también es uno de los gremios con salarios iniciales más bajos. De ahí que la dirigencia de la organización basase su pedido en un fuerte aumento sobre los sueldos básicos y en evitar que se hiciera eje sobre el porcentaje.

Hasta ahora el gremio metalúrgico había mantenido en reserva el reclamo salarial. Lo terminaron de definir los miembros de su cúpula en una reunión que mantuvieron este martes.

Ayer, antes de recibir a las cámaras empresariales, concurrieron al cementerio de Flores para conmemorar un nuevo aniversario del nacimiento de Lorenzo Miguel, fallecido en 2002.

En apenas una hora de reunión con las cámaras empresariales la dirigencia expuso el reclamo salarial. Luego, en reserva, algunos sindicalistas admitieron que será difícil llegar a ese porcentaje de aumento en un año, sobre todo cuando el Gobierno impulsa incrementos menores y por 18 meses.

También sugirieron que pedirán en la discusión un monto a favor de la obra social metalúrgica. Luego de la ruptura en la relación entre el Ejecutivo y Hugo Moyano, la UOM se convirtió en uno de los gremios de referencia para las paritarias.

El año pasado la negociación derivó en un paro nacional y en una reprimenda de Cristina de Kirchner a Caló.

Dejá tu comentario