La AFA tiene la última palabra

Edición Impresa

El defensor de Boca Leandro Caruzzo sostuvo que el retorno de Juan Román Riquelme «va a ser importante» de cara al futuro del equipo, pese a que no tiene mayores posibilidades de pelear el título en el actual torneo Apertura.

Esta noche el comité ejecutivo deberá decidir el día y la hora del superclásico entre River y Boca ante el pedido de este último de no sacarlo del domingo, y que si la cancha de River no está en condiciones (actúan el sábado Jonas Brothers) se utilice la de Vélez o la de San Lorenzo.

Es muy posible que la AFA designe el partido el martes 16 a las 16, aunque River ofreció jugarlo a las 21, teniendo en cuenta que habrá solamente 4.500 entradas para los hinchas de Boca. La última palabra la tendrá el comité ejecutivo, pero en horas de la tarde se comunicará con las autoridades del Proseff para conocer su opinión.

En lo estrictamente futbolístico, Boca entrenó pensando en el partido del sábado frente a Argentinos Juniors, para el que está confirmado el retorno de Juan Román Riquelme, y River siguió probando variantes en el medio, pensando en el partido del domingo ante All Boys, mientras recupera a Matías Almeyda y Adalberto Román.

Claudio Borghi tiene una duda, y es la presencia de Cristian Erbes o Christian Chávez en la mitad de la cancha. Parece que se va a volcar por el primero para darle más equilibrio al sector, teniendo en cuenta que con Riquelme tiene la cuota de fútbol que necesita para habilitar a los carrileros y los delanteros. Habrá dos cambios obligados, porque están suspendidos Jesús Méndez y Juan Manuel Insaurralde, pero pueden volver Clemente Rodríguez y Cristian Cellay. El equipo formaría con Lucchetti; Cellay, Caruzzo y Medel; Clemente Rodríguez, Battaglia, Erbes o Chávez, Giménez y Riquelme; Viatri y Palermo.

En River, Angel Cappa volvió a probar al juvenil Ezequiel Cirigliano y al peruano Josepmir Ballón como doble cinco; el técnico probó con Carrizo; Ferrari, Maidana, Ferrero y Arano; Rodrigo Rojas, Ballón, Cirigliano y Lanzini; Buonanotte y Pavone.

Después ingresaron Juan Manuel Díaz por Arano, Pereyra por Rodrigo Rojas; Lamela por Lanzini y adelante Ortega y Funes Mori. Matías Almeyda y Adalberto Román están en la última etapa de su recuperación y apuran los tiempos para ver si salen el domingo en el banco de suplentes. En el caso de Almeyda es más difícil, pero los dos quieren llegar al superclásico.

Dejá tu comentario