La belleza también puede ser sustentable

Edición Impresa

Desde hace décadas muchas marcas de cosméticos trabajan con elementos 100% naturales pero en la actualidad el foco está puesto en los procesos sustentables. La demanda de los consumidores.

Aunque el tema de la belleza y el cuidado personal pueda parecer frívolo, cada vez más marcas se preocupan por atender a las necesidades de un amplio sector de consumidores que buscan integrar productos sustentables a cada área de su estilo de vida. Los cosméticos sustentables no son nuevos, desde hace décadas se ofrecen productos naturales cuya principal intensión es favorecer el cuidado de la piel y el medio ambiente.

Los pedidos para este tipo de productos son que sean biodegradables; sin materias derivadas de animales; con cultivos orgánicos; libres de pesticida; en envase reciclable y sin usar derivados del petróleo, entre otros. También se requiere de certificaciones muchas veces internacionales.

"Al usar productos 100% naturales no sólo estamos siendo responsables con lo que exponemos a nuestro cuerpo, sino que tomamos una actitud responsable respecto al medio ambiente", sostiene Isabel Escalante, responsable de marketing de Weleda una marca suizo almena con presencia en Argentina hace más de 50 años.

Por su parte, Burt's Bees lleva más de 30 años brindando soluciones naturales para el cuidado del cuerpo, sus productos son en base cera de abeja y casi no utilizan químicos, de hecho el 98% de su producción es natural. La sustentabilidad y el cuidado de la biodiversidad son prioritarios para la brasileña Natura que "vegetalizó" sus fórmulas sustituyendo las materias primas de origen animal, mineral o sintético por otras de origen vegetal.  

PRODUCTO

Aunque con matices las tres marcas cosméticas aseguran que en su proceso está presente la filosofía del triple impacto que persigue beneficios para las personas, la empresa y el planeta. Pero el fuerte de la producción está en el uso de elementos orgánicos para la fabricación de cosméticos, incluso se desarrollan líneas enteras para personas veganas, en decir productos sin ningún tipo de componente químico o animal.

En cuanto a la comunidad promueven métodos de cultivos sociales y de comercio justo. También hacen extensivas estas políticas a la cadena de valor mediante la contratación de proveedores verdes. "Creemos en el potencial de las relaciones y en el poder de la cosmética como ampliador de consciencia, promoviendo que las personas se conecten con su propio cuerpo, con el ambiente a su alrededor y con el otro", explica Sabina Zaffora, gerente de sustentabilidad de Natura Argentina. En sustentabilidad esta marca desarrolló un plan estratégico de negocios 2050 que además de compromisos, busca convertirlos en un "generador de impacto positivo" en lo económico, social y ambiental.

Además del proceso y transporte, los empaques con importantes para estos proyectos. "Nuestros envases están diseñado conscientemente, incluyendo nuestro empeño en usar contenido Reciclado Posterior al Consumo (PCR según sus siglas en inglés). En los bálsamos, además del envase, las etiquetas están libres de plásticos termocontráctiles y las tintas son de base vegetal", grafica Claudio Yakimovsky, Director de Marketing de Burt´s Bees Latam.

CONSUMO

Los últimos estudios sobre consumo revelan que crece el porcentaje de compradores conscientes a quienes le influye la calidad del producto y su precio, pero también el valor y la ética que transmite la marca que compra. Las firmas relevadas coinciden con ese diagnóstico, pero muestran posturas dispares. Para Burt´s Bees, los consumidores eligen sus productos por su porcentaje de ingredientes naturales, su compromiso con el medio ambiente y los encuentran "a un valor competitivo en el mercado".

Weleda tiene un comprador con "un perfil definido el cuál prefiere elegir un producto que si bien puede ser un poco más costoso, sabe que se trata de un producto de calidad certificada y natural". Para Natura la sustentabilidad no debería ser opuesto a accesibilidad. "Uno de los grandes desafíos de la sustentabilidad es ganar escala: precio y sustentabilidad no deberían ser excluyentes. En este punto, si bien estamos mejor, todavía hay un gran camino por recorrer en la relación con el consumidor", reconoce Zaffora.

Dejá tu comentario