2 de abril 2013 - 00:00

La CGT se mete en interna UIA

José Ignacio de Mendiguren
José Ignacio de Mendiguren
La CGT no será indiferente en la interna de la Unión Industrial Argentina (UIA), que debe resolver en las próximas semanas la renovación de su cúpula directiva. La vertiente oficialista de la central obrera comenzó una sigilosa tarea de lobby para instalar la idea de una continuidad del actual presidente, José Ignacio de Mendiguren, a pesar del acuerdo de alternancia entre los dos sectores en los que está dividida la entidad.

El respaldo al "Vasco" desde ese núcleo tiene dos aristas: replica el deseo del Gobierno frente a la incertidumbre que despertó la postulación de José Urtubey, hermano de Juan Manuel, el gobernador de Salta y directivo de Celulosa Argentina, y de paso apuesta a la permanencia de un empresario con llegada a la Casa Rosada y con aspiraciones de impulsar el diálogo con el sindicalismo.

Como informó este diario la semana pasada, la candidatura de Urtubey, lanzada por la línea "Celeste y Blanca" de la UIA, entró en duda frente a un posible veto de "Industriales", la lista que ostenta hoy la jefatura de la organización fabril. De acuerdo con los pactos internos, las postulaciones correspondientes a los períodos de recambio pueden ser objetadas por la otra línea y derivar en un tironeo entre ambos sectores. Los dirigentes que sostienen a De Mendiguren afirman que una jefatura del hermano del gobernador salteño puede empujar a la entidad empresaria a quedar inmiscuida en la pelea del justicialismo.

Si bien el "Vasco" declaró que no presionará por su reelección, por lo bajo en su entorno reconocen que se quedará en la UIA en caso de haber acuerdo entre las dos facciones. Argumenta a su favor, en ese escenario, con el buen vínculo que estableció con Cristina de

Kirchner
y con la sanción de la ley de riesgos del trabajo que fue impulsada por el empresariado. Y maneja dos escenarios: una prórroga de su mandato hasta fines de año, o bien la extensión a cuatro años para llevarlo hasta 2015, una opción que le sienta mejor al dirigente textil.

El sindicalismo oficialista se divide entre quienes apoyan a De Mendiguren y los que prescinden de la puja de la UIA. En el primer grupo se anotan los sindicatos industriales, como la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el de los mecánicos (Smata) y los textiles (AOT). Tanto empresarios como sindicalistas que sostienen esa línea alegan que la ronda de paritarias iniciada y la inminencia de las elecciones hace preferible no dar un salto al vacío.

Tampoco pasa por alto el recambio en la CGT opositora, que lidera Hugo Moyano. Allí, a pesar de que históricamente tuvieron diálogo fluido con Mendiguren, prefieren apostar al cumplimiento del pacto de alternancia y ver en su lugar al dirigente plástico Héctor Méndez, quien fue durante dos períodos jefe de la UIA. Cerca de Moyano ven al "Vasco" demasiado alineado con el Ejecutivo, en tanto que al "gordo" Méndez le asignan una mayor vocación de cuestionamiento a las políticas del oficialismo.

La lista de "Industriales" prevé tratar la nominación de Urtubey el 9 de abril. Sus dirigentes tenían previsto hacerlo antes, pero eligieron dilatar la fecha a la espera de una eventual declinación de los "Celeste y Blanca" respecto del hermano del gobernador de Salta. Recién en ese escenario pueden entrar en juego los nombres de Héctor Méndez o de Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza. O bien, las dos opciones de continuidad de Mendiguren.

Dejá tu comentario