La CNV frenó a Pampa la compra de remanente de Petrobras Argentina

Edición Impresa

Es el equivalente al 9,4% de la compañía. Las acciones están en mano de pequeños inversores. Los papeles de la petrolera treparon 12%.

En una decisión inédita para el mercado local, la Comisión Nacional de Valores frenó a Pampa Energía el canje de acciones de Petrobras Argentina. Se trata de un remanente importante que aún cotiza en el mercado local por el equivalente al 9,4% de la transacción. La compañía que preside Marcelo Mindlin avanzó en el último tramo de la adquisición de la ex Pérez Companc con una transacción que era de aceptación obligatoria por parte de los accionistas, quienes no habían aceptado las anteriores ofertas realizadas por la empresa.

La CNV le informó a Pampa Energía que había resuelto "rechazar la relación de canje relativo a la fusión" entre ambas compañías. La transacción es imprescindible para que esta compañía incorpore dentro de sus activos a Petrobras Argentina. El impacto fue inmediato: mientras que las acciones de Petrobras Argentina saltaron más de 12%, revirtiendo varias semanas de fuertes caídas, las de Pampa terminaron cayendo más de 4%, una de las mermas más notorias de los últimos meses.

El escándalo detonó con la evolución del precio de las acciones de ambas empresas. Mientras que el papel de Petrobras Energía se hundió en las últimas semanas, la acción de Pampa se mantiene cerca de sus máximos históricos. Y ya subió cerca de 50% desde que anunció la compra de la petrolera. La consecuencia es un fuerte deterioro de esta ahora polémica "relación de canje". En concreto: hace menos de un mes, por el 9,4% de Petrobras, Pampa Energía debía emitir acciones por el equivalente a un 4,5% de la compañía para compensar a los accionistas minoritarios. Pero ahora, tras las bruscas variaciones en el valor de mercado, esa relación pasó a sólo 3%. Esto significa que los minoritarios estarían cediendo prácticamente 1,5% del actual valor de Pampa por la caída del precio de sus papeles. Considerando que el valor de mercado de la empresa es de u$s 2.400 millones, el 1,5% equivale a unos 36 millones de dólares que estarían quedando en el camino.

Aunque por ahora tanto la CNV como Pampa Energía decidieron hacer silencio de radio, se estima que la próxima decisión del organismo que preside Marcos Ayerra será obligar a Pampa a realizar una nueva oferta, volviendo a la relación de canje original, es decir que la empresa se vea obligada a emitir un 4,5% adicional de acciones para comprar el 9,4% que siguió cotizando de Petrobras Argentina y que necesariamente debe rescatar. Si todo sucede relativamente rápido, el proceso de fusión podría llevarse adelante tal como estaba previsto y culminar hacia abril del 2017.

Para avanzar con esa modificación, se exigiría tomar el valor promedio de ambas acciones (la de Petrobras Argentina y Pampa Energía) en un plazo mucho mayor de tiempo y no la evolución de los últimos 15 días hábiles como se resolvió a fines de noviembre. Aquella decisión resultó un perjuicio para los inversores minoritarios que pocos tenían calculado y había merecido múltiples presentaciones ante los organismos de control bursátil.

La saga de los acontecimientos es la siguiente:

• A mediados de año, Pampa cerró la compra del 67% de Petrobras Argentina a su accionista brasileño, por u$s 900 millones. La operación fue considerada una verdadera "ganga" para Mindlin y recibió duras críticas de Brasil por considerar que la empresa se había vendido a un valor demasiado bajo. 

• Luego de esta primera parte, la compañía realizó una oferta por el restante 33%, brindando dos opciones: el pago en efectivo de las acciones por el mismo valor que el reconocido a Petrobras o el canje por nuevas acciones de Pampa Energía.

• De esa oferta, la ANSES resolvió cobrar en efectivo y abandonó la empresa. La transacción representó aproximadamente un tercio de las acciones que aún cotizaban en el mercado. Fue la primera operación en la que el organismo previsional decidió desprenderse de acciones que había heredado de las AFJP.

• Otro tercio fue canjeado por accionistas minoritarios por las acciones de Pampa, es decir pasaron a transformarse en accionistas de esta compañía. 

• El conflicto se concentra, por lo tanto, en el tercio restante que no aceptó ni la compra de las acciones en efectivo ni el canje por nuevas acciones de Petrobras. Ahora será la CNV o posiblemente la Justicia la que determine cuáles son los pasos a seguir.

Dejá tu comentario