La participación del Estado en la renta agrícola es del 71,1%

Edición Impresa

Bajó 3,6 puntos respecto a junio, principalmente porque hubo una mejora del 9% en el tipo de cambio pero en el comparativo interanual aumentó 9,3%.

La participación del Estado en la renta agrícola alcanzó el 71,1% en septiembre, según el último informe elaborado por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA). La medición anterior (junio) había marcado 74,7%, mientras que hace un año era de 65,4%.

El factor determinante para que bajara poco más de 3 puntos responde al incremento del 9% en la cotización del dólar mientras que los costos aumentaron un 7,4% en estos tres meses.

En este contexto, David Miazzo, economista jefe de FADA, advirtió que "es importante tener en cuenta que la baja del índice FADA no aplica para los campos inundados, donde allí la situación es preocupante. Por ejemplo, en provincia de Buenos Aires un productor que sembró 500 hectáreas de maíz enterró cerca de $2,5 millones. Los campos afectados por el agua viven situaciones alarmantes desde afrontar mayores costos para cosechar y transportar, pérdidas de una parte de la producción, o hasta perder el 100% de la inversión que se sembró".

También en este informe, FADA impulsa a prestar atención a los beneficios de la ley pyme ya que adhiriendo, se evita pagar el impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, se puede pagar el IVA a 90 días, se puede descontar de Ganancias el 10% de las inversiones, y se puede descontar el 100% del impuesto al cheque. "Por ejemplo, en el caso del impuesto al cheque, cada 100 hectáreas de maíz se podría ahorrar unos $8.600 por año", detalló el economista.

Para mostrar como impactan los altos costos en los planteos agrícolas se analizó lo que sucede con una hectárea de maíz. En el cálculo del índice se toma desde el valor FOB al resultado después de todos los impuestos. Por ello, se consideran los costos de exportación (fobbing), comercialización, transporte, seguros, administración y producción.

Sobre este caso se resaltan dos puntos. El primero, los gastos de fobbing, que representan entre el 9% y el 10% de los costos involucrados en una hectárea de maíz. Resulta llamativo que estos gastos representen lo mismo que cuestan los fertilizantes, tanto en maíz como en soja. "Aquí hay un tema de competitividad y costo argentino para trabajar", explican desde FADA.

El segundo punto, son los fletes, donde se puede ver claramente cómo se va incrementando la participación a medida que uno se desplaza hacia el interior mediterráneo. En el caso del maíz, el flete representa el 26,5% de los costos en Buenos Aires, en Córdoba el 28,9% y en San Luis el 29,5%.

Finalmente y en lo que respecta a algunas provincias particulares, la fundación detalla que la participación en la renta agrícola en Buenos Aires es del de 65,7%, en Córdoba 68,5% y en San Luis 68%.

Dejá tu comentario