La prensa castigó a Obama por el fracaso

Edición Impresa

Washington - Los diarios de Estados Unidos se mostraron duros ayer con el presidente Barack Obama y con lo que éste calificó de acuerdo «sin precedentes» contra el cambio climático en la Cumbre de Copenhague. Esta opinión fue compartida por la prensa mundial, que criticó, además, que el documento haya sido elaborado a puerta cerrada por un puñado de potencias ricas y emergentes.

The Washington Post afirmó que el acuerdo «no es audaz» y señaló que aún deben fijarse muchos detalles, pero saludó como «un paso importante» el compromiso de los países en desarrollo a un régimen de verificación. «Los gobiernos tienen que portarse mejor», indico el Post.

Por su parte, The Washington Times arremetió contra las «fracasadas» discusiones de los líderes mundiales durante la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU en la capital danesa, y se refirió al viernes, la última jornada de la cumbre, como «el día frío de Obama en Dinamarca». «El acuerdo prometido fue un anticlímax», señaló el Times.

Poco prometedor

«La versión final de tres páginas fue ensamblada en las últimas horas con pocas discusiones y terminó diciendo poco», indicó el Times. «El tan promocionado acuerdo no promete casi nada, más allá de un fondo de u$s 100.000 millones para dictadores del tercer mundo para adaptarse al cambio climático, que probablemente incluya la compra de mansiones en el sur de Francia», agregó.

«La lucha contra el cambio climático queda congelada», tituló en portada el diario español El Mundo, en tanto que El País acusó en su primera página a EE.UU. «de imponer al mundo su ley ante el cambio climático».

«Obama resuelve con China la cumbre sin contar con Europa», agregó El País, que en su editorial, titulado «la cumbre parió un ratón», lamentó que «el acuerdo de mínimos de Copenhague ni siquiera fijará objetivos de reducción de emisiones».

Por su parte, el francés Le Monde, que tituló «El fracaso de Copenhague o los límites del Gobierno mundial», coincidía en señalar que «negociado en su versión final sobre todo entre China y EE.UU., el acuerdo consagra la marginación de la UE» y que la reunión «ilustró la creciente fuerza de China».

«El sistema de negociación multilateral probado por Naciones Unidas fue un fracaso», resaltó también el Diario de Noticias, de Portugal.

«Los líderes se organizaron en bloques que hacían pensar en un G-20 ampliado, algo que exasperó a quienes quedaron fuera», añadió, a la vez que destacaba entre las lecciones de la cumbre que «China es una potencia con peso, Brasil es una estrella creciente, Europa tiene grandes ambiciones pero poca influencia» y que «EE.UU. no cambia mucho con o sin Barack Obama».

Agencias AFP y DPA

Dejá tu comentario