La soja ante su etapa más crítica

Edición Impresa

El mercado sigue expectante el desarrollo del clima y su impacto en los cultivos de Estados Unidos. Todavía hay dudas respecto del resultado de la campaña sojera, pero el USDA sigue informando sobre el excelente estado de los cultivos.

 Los rendimientos de la próxima cosecha norteamericana de maíz se van definiendo paulatinamente y en la medida en que se observe que la etapa de polinización es transitada sin mayores inconvenientes climáticos, probablemente se comenzará a apreciar alguna actividad de ventas por parte de los farmers de ese país. Este fenómeno no se observará sino a partir de la primera semana de agosto y los traders seguirán de cerca esta actividad, que refleja los buenos precios que aún se registran en Chicago, además de la creciente competencia mundial de trigo forrajero, la posibilidad de un marcado crecimiento en la productividad de maíz en nuestro país en la próxima campaña y al potencial crecimiento de las existencias mundiales de la campaña 2016/2017.

El mercado comienza a percibir que la transición de la corriente d El Niño a La Niña no ocurrirá lo suficientemente pronto como para comprometer seriamente la productividad de esta campaña agrícola estadounidense.

De todas maneras, la última palabra la tendrá el resultado final de esta campaña estadounidense. Se va concretando el potencial productivo estimado para maíz, pero aún subyacen dudas en torno al resultado de la campaña sojera, que comienza ahora a transitar su etapa más crítica, en la que los requerimientos de lluvias se hacen más imperiosos, para asegurar el llenado de granos.

La demanda mundial de soja cuenta con la oferta de los EE.UU. para abastecerse a partir del mes de noviembre y al menos hasta enero.

La revista especializada Oil World destaca que resulta probable que en el período agosto/2016 a julio/2017 asistamos a una caída en las importaciones de soja provenientes de China por primera vez en 15 años. Los analistas de esta publicación destacan que ellas podrían ubicarse en un rango de entre 80 a 82 millones de toneladas en el curso de los próximos 12 meses, comparado con las correspondientes a las de la campaña anterior, que totalizaron 83,3 millones de toneladas.

Los crushers chinos han venido disminuyendo su ritmo de compras en las últimas semanas, así como las operaciones de contratos forward para el período octubre/diciembre de este año, lo que se comenzará a reflejar en los próximos balances mensuales.

Los granos, que hasta hace poco lideraban una marcada tendencia positiva entre el resto de las materias primas, han perdido vigor y sus cotizaciones ya no lucen tan atractivas como a mediados de junio.

En lo que va del corriente año, el commodity agrícola de mayor retorno sigue siendo la harina de soja, que registra una mejora desde enero del 27%, aunque hay que recordar que llevaba acumulada una suba que superaba el 50% pocas semanas atrás. Detrás de la harina se ubica el poroto de soja, con una mejora que ahora llega al 13%. No se registran retornos positivos en ningún otro cultivo. Ahora, el aceite de soja, que seguía de cerca el buen comportamiento que tenía el complejo oleaginoso, cuenta con una merma del 5%, mientras el maíz acumula una baja del 11%. En este grupo, la peor performance corresponde al trigo, que por un exceso de producción global, ya registra una baja anual del 17%.

El USDA, mientras tanto, sigue confirmando el buen estado de los cultivos estadounidenses. Esto no puede vincularse estrictamente a la obtención de buenos rendimientos finales, pero hay una perspectiva de una campaña más que aceptable.

En este sentido, se informaba que los cultivos de maíz en situación "buena a excelente" alcanzan un 76% del área cultivada, sin cambios respecto de la semana previa. Los cultivos que ya han atravesado la polinización llegan al 79%, en comparación con 56% de la semana anterior.

En soja, el USDA estimó que los cultivos "buenos/excelentes" llegan a un 71%, sin cambios en relación con la semana anterior, y 62% del año pasado a esta fecha.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario