Lanús se quedó con el clásico

Edición Impresa

Banfield empezó ganando el clásico, pero Lanús lo dio vuelta y se impuso por 2 a 1.

El primer tiempo fue lo mejor del partido. Banfield comenzó con un ritmo arrollador pero, como buena parte de este Apertura, con pocas ideas. Del otro lado, Lanús comenzó timorato y expectante.

El gol de Banfield llegó por un error de Paolo Goltz que quiso despejar un centro de Alejandro Delfino y terminó marcando en contra de su arco.

Banfield siguió buscando, con muchos pases largos, cambios de frente y centros, que no le permitían ordenarse a Lanús.

Cuando pudo, Lanús avanzó y a los 24 apareció el goleador Pavone para vencer con fuerte remate la resistencia del arquero Cristian Luchetti.

Mermó la dinámica de Banfield, Lanús tomó las riendas y, en un córner, a los 36 minutos, la pelota llegó pasada, Izquierdoz se elevó entre dos adversarios y cabeceó al gol, dando vuelta el marcador.

Con la tranquilidad del marcador favorable, Lanús continuó manejando el juego y Pavone peinó la pelota de un córner que se estrelló en la base del segundo palo.

Banfield, con el marcador en contra, debió batallar duro para llegar con chances y cuando lo hizo, con centro y cabezazo de Facundo Ferreyra, el arquero Marchesín (que después siguió destacándose) respondió con una mano, y un defensor completó el despeje, a los 12.

Desde el banco de suplentes, el entrenador Ricardo La Volpe intentó todas las variantes posibles, sin poder encontrar un correlato favorable a sus intenciones en el campo de juego.

Mientras el resultado mejoró la posición de Lanús en la tabla general para clasificar a la Libertadores de 2012, para Banfield la derrota le dejó el dolor de haber perdido el clásico en su cancha, y si bien no tiene preocupaciones inmediatas con el promedio de esta temporada, ese mismo «número» no le sonríe a futuro.

Dejá tu comentario