Le alcanzó con un tiempo

Edición Impresa

 
  • Primer tiempo: en los 7 minutos iniciales el equipo rosarino tuvo un comienzo auspicioso pero después con el correr del tiempo se fue desinflando al compás de la actuación brillante de su rival. Acerca de esta etapa Maximiliano Nannini, capitán de Duendes, expresó: Nos hicieron un par de tries y pensamos que el partido había terminado, y no nos dimos cuenta que recién empezaba. Intentamos jugar pero La Tablada metió una buena presión y nos sacaron una muy buena diferencia en el primer tiempo que en una final es muy difícil de revertir. Mientras, el cordobés Ramiro Pez agregó: Las claves del primer tiempo fueron las ganas, la disciplina y la organización, salió todo muy prolijo, cada uno hizo la que tenía que hacer para el equipo y se notó en el score. La planificación, en el primer tiempo, fue perfecta. El Duendes 3, La Tablada 37, con treinta y cuatro puntos de diferencia, fue un fiel reflejo de lo sucedido.  

  • Segundo tiempo: las cosas cambiaron completamente, pero el Verdinegro tardó mucho es marcar puntos y no pudo sumar la cantidad necesaria para ganar o forzar un empate para ir al suplementario. Duendes fue impecable en el segundo tiempo, no se equivocó nunca, por lo que tuvimos que defendernos porque no tuvimos la pelota, nos caímos físicamente y cometimos muchas infracciones, dijo Pez. Mientras que Nannini hizo su análisis: En el segundo tiempo Duendes jugó como lo hace siempre, una lástima no haber arrancado el partido así pero enfrente teníamos un muy buen equipo. Tenemos una semana libre, pensaremos lo que nos pasó y después a preparar lo que se viene, que es la revancha en la semifinal del Nacional de Clubes.


  • La décima final del Torneo del Interior se disputó a lo grande, con un gran marco de público que acompañó y que hizo del partido definitorio una fiesta del rugby, la cual fue acompañada por dos grandes equipos que con defectos y virtudes, jugando bien o mal, se brindaron para ofrecer un buen espectáculo rugbístico.

    Dejá tu comentario