Liceo gritó campeón

Edición Impresa

Vibrante de principio a fin. Así se refleja lo que fue una nueva final del Top 10 Cuyano, es que tanto Liceo como Marista dieron una clara muestra de buen juego, algo poco habitual en las últimas definiciones en Cuyo.

Este año, nuevamente se encontraron en la final dos equipos que se conocen y mucho, ya que en los últimos cuatros años sólo ellos han dirimido el título en la región: las estadísticas dicen que son tres los campeonatos para Liceo y uno para Marista.

Con buen volumen de juego en todas sus líneas, pero, principalmente sólidos con los delanteros, los Clavos lograron manejar el encuentro casi por 60 minutos, logrando estar arriba en el marcador con una clara diferencia de 31 a 13; sin embargo, el cansancio le llegó al campeón y comenzó a mermar su rendimiento, Marista lo captó y se puso a tiro de try: 34 a 27 con algunos minutos por jugar.

El mayor oficio de los dirigidos por Oyonarte-Bésega, junto a la entrega y sacrifico en la última jugada del partido, le dio a Liceo la posibilidad de resistir y quedarse merecidamente con la Copa que sus jugadores besaron uno a uno. Hubo desahogo y grito de campe-ón para el mejor equipo del rugby de cuyo.

Rodrigo Báez, tercera línea del campeón, no pudo esconder sus emociones al término del encuentro y comentó: Fue durísimo como toda final, lo vi muy parejo, muy dinámico, los dos atacamos de todos lados, tuvimos un poco más de paciencia en defensa que ellos, lo supimos manejar mejor, por eso ganamos el título y se festeja con todo el club.

La campaña del campeón indica que Liceo jugó 20 partidos oficiales este año, en la fase regular ganó 13 y perdió 5, luego se quedó con la semifinal al vencer a Teqüé en forma agónica y a Marista en la final. Fue el equipo que más tantos anotó con 574.

Además, por la reubicación, Teqüé quedó tercero, Universitario cuarto, Los Tordos quinto, Peumayén sexto, Mendoza séptimo, UNSJ octavo, Banco noveno y perdió la categoría San Juan

Dejá tu comentario