Llegan dólares: BCRA compró 200 M

Edición Impresa

Los bonos tuvieron la mejor rueda de la semana: el riesgo-país cayó otro 3% y se volvieron a negociar más de $ 1.000 millones. Hasta ahora, todos los avances se hicieron con un volumen moderado de operaciones, lo que les quitaba sustentabilidad. Pero esta vez se negoció con fluidez desde el primer momento hasta el cierre.

Una de las subas más importantes fue la del Global 2017, el papel que nació con la reapertura del canje de la deuda que efectuó el ministro Amado Boudou, que avanzó un 1,16%. En el mes está un 5% arriba y ahora su rendimiento se acerca al 11,50%. Pero no fue el único emitido en dólares que subió. Los más cortos, como el Boden 2012 y el 2015, tuvieron avances de hasta un 0,65%. Ocurre que a medida que los inversores pierden miedo al riesgo, apuestan a los plazos más largos, que son los que tienen rendimiento más elevado. Cuando las Bolsas del mundo vacilan, las coberturas se hacen en los bonos más cortos. Pero esta vez hubo euforia en Wall Street porque se prevé que van a entrar buenos balances de las empresas. La fuerte alza del Dow Jones de casi un 3% contagió a Europa y a la Bolsa local.

Los cupones PBI fueron los directos beneficiarios de este mejor humor, y la versión en dólares subió un 1,70%. Los bonos en dólares y los cupones están en el nivel más alto desde que Martín Redrado dejó el Banco Central. Los títulos en pesos, si bien subieron, no se afirman.

Aplastante

Siguen a precios muy bajos porque el INDEC es una piedra que los aplasta. Como la inflación se está acelerando y las mediciones están más lejos que antes de la realidad, los inversores rechazan los títulos en pesos que indexan por el costo de vida.

Esto no sucede con los cupones PBI que se benefician de las mediciones del organismo estatal. El INDEC está dando cifras de crecimiento que superan las estimaciones de los privados y, como pagan renta de acuerdo con lo que crezca el país, se han convertido, junto con los bonos en dólares, los activos más buscados por los inversores. Todo lo que crezca la economía este año se transformará en una renta que se pagará en diciembre de 2011.

A los bonos los ayuda el momento que atraviesa el mercado cambiario. Con las compras de más de u$s 200 millones que hizo el Banco Central en la rueda de ayer, las reservas están cerca de superar los u$s 50 mil millones. Y como se están usando para pagar deuda, fortalece a los bonos en dólares. Esto explica la llegada de divisas a la Argentina. La fuga de capitales disminuyó porque los bonos locales en dólares dan un rendimiento del 12%. El dólar marginal siguió a $ 3,9750 y en las casas de cambio se vende a $ 3,95. La divisa subió, en lo que va del año, menos que la renta de un plazo fijo.

Las buenas noticias del exterior están alentando a los inversores a tomar más riesgos. Si continúa la tendencia, habrá que apostar a la suba de los bonos en dólares y de los cupones. La novedad es que se incorpora al menú de los recomendados el Global 2017.

Dejá tu comentario