22 de noviembre 2013 - 00:00

Lo que se dice en las mesas

• Desesperados intentos en la plaza por descifrar dichos de Ki-cillof. • Impulso para las acciones eléctricas y una fija: los papeles "dollar linked". • Semillero (no exitoso) en lo económico de los anteriores ministros del Colegio Nacional de Buenos Aires.

Magnus Carlsen y Jean-François Champollion
Magnus Carlsen y Jean-François Champollion
Nunca mejor este fin de semana largo para los operadores de las mesas, agotados con ruedas de alto voltaje. De las malas señales a las buenas señales, de los temores al éxtasis, todo junto pero en un marco de corto plazo de constante caída de reservas en el BCRA. Precisamente como la historia financiera argentina muestra, los tres días sin mercados que se avecinan serán propicios para que se definan las medidas, y hoy para que arrecien las versiones. Cupos, impuestos, trabas son los denominadores en común. Lo que está claro en el mercado es que, mientras más demore el Gobierno en reaccionar, mayor será el costo en reservas. O si las medidas son al estilo Marcó del Pont, lo mismo. Tal como se preveía, Juan Carlos Fábrega se basó en el personal de planta del BCRA para formar equipo (ver pág. 4). La realidad es que no tenía otra alternativa: no tenía a su lado ningún "think tank". Hasta ayer incluso reinaba el alivio en banqueros por la llegada de Fábrega. Una prueba de lo que será su gestión se develará a fin de diciembre: vencerán los préstamos dirigidos que ideó Marcó del Pont y el nuevo titular del BCRA deberá renovar o no este experimento.

• Descifrando las frases de Axel Kicillof ayer, como si su mensaje fuera la Piedra de Rosetta y el mercado, Jean François Champollion (el filólogo francés que logró entender los jeroglíficos egipcios), se obtuvieron las siguientes conclusiones: 1) se viene algún mecanismo de suba de tarifas y por ello hubo pasión por las acciones eléctricas ayer en la Bolsa de Comercio; 2) insistirán en aumentar la oferta de dólares en la plaza, vía créditos del Banco Mundial o fondos chinos para represas, pero hay un excedente de pesos que motoriza esa pasión por el tipo de cambio oficial; 3) se viene algún tipo de ajuste, impuesto o sobretasa a la compra de autos o bienes de lujo importados pero no importa demasiado el mecanismo, dado que el problema de la caída de las reservas seguirá si se adopta únicamente esa medida.

Reapareció el "Talibán" ayer con sus valiosísimos comentarios sobre lo que se viene en materia financiera. Lo interesante es que este economista que se esconde bajo ese seudónimo en esta oportunidad se apoyó directamente en brindar pistas en donde invertir. Así es que les apuntó a las eléctricas y esencialmente a Pampa Energía, a la que le asigna un elevado potencial de ganancia. "Lo bueno del sector es que pierde plata, a diferencia de los bancos, por lo que un cambio en sus balances impactará fuertemente en las cotizaciones". Y es lo que sucederá, según su visión. Además, se juega el "Talibán" a YPF pero también al "Disco en pesos", tal como se conoce en la jerga al Discount. Aquí se fundamenta en los cambios en el INDEC que se avecinan y su alto rendimiento: 12% más el CER. Por último agregó otra "fija": los papeles "dollar linked" que ajustan por el cambio oficial, el que está predestinado tarde o temprano a converger con el "blue".

• Los más memoriosos del mercado recordaron que el joven ministro es otro producto del Colegio Nacional de Buenos Aires. Curiosamente, la gestión kirchnerista ya cuenta con el récord de tres egresados de ese colegio en el Ministerio de Economía. A Kicillof lo precedieron Miguel Peirano y Martín Lousteau, más veteranos por cierto. A ninguno de estos dos les fue demasiado bien y ni siquiera pudieron completar un año en su función. También los memoriosos recordaron que en los inicios en la consultora que comandó años atrás Jorge Capitanich y en la que se desempeñó Axel Kicillof, había un tercer integrante hoy también célebre. Se trataba de Rogelio Frigerio (n), hoy presidente del Banco Ciudad. Pero siguiendo con las cuestiones de edad, debe recordarse que las finanzas, la economía y el ajedrez están íntimamente relacionados. Muchos de los CFO de empresas tienen como hobbie de fin de semana el tradicional juego. Lo mismo varios economistas, más dedicados a la academia. Y precisamente hablando de jóvenes sub 40, el ajedrecista noruego Magnus Carlsen va más allá y es apenas un "sub 23". Ayer ganó con negras su partida ante el campeón, el indio Anand, y hoy seguramente le arrebatará el cetro. Hasta la publicación The Economist le dedica un artículo. Son de esos casos el de la aparición del astro noruego, que pasan en siglos. Obviamente no hay que efectuar comparaciones con el surgimiento de la camada joven de economistas en la plaza local...

Un elegante hotel de Puerto Madero fue escenario ayer del tradicional ciclo de conferencias que desde 1992 organiza el Banco Industrial, "Descifrando el futuro". Un auditorio colmado y ansioso ante la incertidumbre de posibles anuncios económicos fue además el marco del esperado regreso del economista Miguel Bein que con todas sus luces brindó su visión de lo que viene, que por cierto inquietó a muchos por señalar algunos tarifazos más una devaluación mínima de 24%. También participaron Ricardo Arriazu que presentó las proyecciones de la economía argentina y mundial y sigue apostando por el cisne negro de Vaca Muerta.Indudablemente el plato fuerte era Bein quién supo estar en plena trinchera del Palacio de Hacienda y vivió varias corridas contra las reservas del BCRA. Bein destacó que "cuando la economía sufre, a la política le va mal. Esto ocurrió en las elecciones del 2009 cuando obtuvo el 32% de los votos. Sin embargo, en el 2011, obtuvo el 54%, ¿qué fue lo que ocurrió? En ese período los salarios se incrementaron un 46%, y las jubilaciones un 60%. Graficó dos escenarios posibles para el próximo año, uno mediocre, en donde se devaluaría sólo un 24%, a un ritmo similar a los salarios; esto haría caer las reservas por u$s5.000 millones como mínimo y la tasa de crecimiento sería del 1%; y otro escenario peor, donde se movería 30% el tipo de cambio, con crecimiento cero, con más inflación y donde el consumo no tendría a donde ir.

• El experto en mercados mundiales conocido como el "oso" lanzó ayer su tradicional informe reservado con un marcado optimismo respecto del rally de fin de año en Wall Street. "El mercado lo hizo", señala en referencia a que el Dow superó los 16.000 puntos y el S&P los 1.800. Sostiene que estamos en días de consolidación pero advierte que venimos de seis semanas consecutivas de suba por lo que quizás el mercado se tome una pausa para luego si ir en busca del tradicional suba de fin de año. Siempre buceador de perlas, el Oso, aportó un dato respecto del hecho de que Europa podría empezar a cobrar a aquellos que mantengan grandes sumas de efectivo en sus cuentas. Según un estudio que llegó a sus manos, hoy los bancos Europeos tienen en general en sus balances entre un 70% y un 80% más de bonos soberanos que hace 2 años, la razón es muy simple: el BCE les presta a tasa 0% y ellos compran títulos que rinden 4% (España e Italia) u 9% como Grecia sabiendo que están asegurados en principio porque las tasas de corto plazo van a seguir bajas y que Draghi (jefe del BCE) será el garante de última instancia. "Esto es en definitiva una parte del problema ya que los bancos en lugar de prestar a la economía real se la timbean, ¡esto a la larga se termina!" señaló. No escapó a su análisis el mercado local: apuesta a que los anuncios ayuden a tranquilizar el mercado porque advierte que no podrán durar mucho tiempo perdiendo 180 millones de dólares por día en reservas. Desde su bunker de Azul Profundo, "el Maitre", legendario operador bursátil, marcó la cancha: conocedor como pocos de los vaivenes del humor de los inversores locales, ve que la bolsa porteña está con cautela y mesura por los fuertes e influyentes cambios en parte del gabinete. Para él, el mercado espera un cambio de rumbo en la economía mientras los empresarios dieron muestra de apoyo al equipo económico (al respecto sorprendió el rumor de que los representantes de las principales cadenas de venta de electrodomésticos se manifestaron optimistas sobre el nuevo rol de Kicillof y del nuevo gabinete). Hay indicios de cambios y prueba de ello es la designación de Lorenzino para renegociar con el Club de París. Frente a todo esto, afirma estar optimista en vistas al futuro de la bolsa por lo que tomaría posiciones en bancos y cupones atados al PBI.

Dejá tu comentario