17 de enero 2011 - 00:00

Lo tenía y se le escapó sobre el final

Juan Manuel Olivera festeja el primer gol de Peñarol. El ex San Lorenzo le abrió el camino al conjunto uruguayo para que luego llegara al empate.
Juan Manuel Olivera festeja el primer gol de Peñarol. El ex San Lorenzo le abrió el camino al conjunto uruguayo para que luego llegara al empate.
Vélez se despidió de la Copa Bimbo con un sabor muy amargo. El equipo de Ricardo Gareca, que estaba ganando por dos goles, empató 2-2 con Peñarol y perdió el partido por el tercer puesto en los penales, donde se agrandó la figura del arquero uruguayo Fabián Carini.

El conjunto de Liniers abrió el marcador mediante un bombazo de Gastón Díaz, que emplamó la pelota con «tres dedos» ingresando por la punta derecha. Luego, Ivan Bella eludió a tres jugadores de Peñarol y definió ante la salida de Carini para poner el 2-0.

El partido parecía controlado, pero sobre el final del primer tiempo descontó para los uruguayos el ex San Lorenzo Juan Manuel Olivera. Y cuando se moría el partido Diego Alonso puso la igualdad de penal, que llevó el encuentro a la definición desde los doce pasos.

En los penales todo fue de Carini. El arquero de Peñarol le detuvo los tiros a los juveniles Cantero y Freire, para que su equipo ganase por 4 a 2 y se quede con el tercer puesto, sacándoselo prácticamente de las manos al equipo de Liniers.

Dejá tu comentario