Los cultivos transgénicos batieron récord de producción

Edición Impresa

 El ISAAA (Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agro-biotecnológicas) dio a conocer su informe sobre el crecimiento de los cultivos transgénicos en el mundo, y destacó que en 2014 se batió el récord en la producción de alimentos transgénicos.

Según el informe, en el año 2014 se cultivaron unas 181,5 millones de hectáreas con alimentos modificados genéticamente, es decir 6,5 millones más que en 2013.

Según el informe, la superficie cultivada es equivalente al 80% de la masa total de tierra de Estados Unidos o China. En 2014, unos 28 países se destacaron por la producción de alimentos modificados genéticamente (8 países industrializados y 20 en vías de desarrollo). En total, se pasó de 1,7 millón de hectáreas cultivadas en el año 1996 a un total de 181,5 millones de hectáreas en el 2014, es decir, el terreno destinado a la producción, aumentó más de 100 veces en dos décadas.

El año pasado volvió a crecer el número de agricultores que trabajan con alimentos modificados genéticamente, un total de 18 millones de agricultores han cultivado transgénicos, el 90% de ellos eran pequeños productores. A diferencia del informe del año pasado, en el que se destacaba que los agricultores se decantaban por las semillas transgénicas por su productividad y rentabilidad, este año se ensalza también el supuesto carácter sostenible de este tipo de cultivos que reduce la tala de bosques y la destrucción de la biodiversidad.

Destacaron la nueva política de Bangladesh (India) en la producción y comercialización de berenjenas transgénicas, cien días después de la aprobación, a finales de octubre de 2013, empezaron a cultivarse las primeras berenjenas Bt. El informe considera este hecho una hazaña que no se podría haber conseguido sin el apoyo gubernamental.

En el crecimiento de los cultivos transgénicos en el mundo durante el año 2014 ha influido la aprobación de nuevos cultivos biotecnológicos como el tipo de papa Innate en Estados Unidos o la mencionada berenjena transgénica en la India. Quizá habría que diferenciar entre alimentos transgénicos, ya que en el caso de la patata Innate desarrollada por la compañía de alimentos y productos agroindustriales JR Simplot, es una variedad que se ha creado utilizando sólo genes de otras variedades de patatas, lo que no ocurre en el caso de la citada berenjena u otros productos en los que se han utilizado genes de la bacteria agrobacterium o de otra especie. De todos modos, y a pesar de esta diferencia, existe una fuerte oposición a esta variedad de papa, algunas empresas no quieren trabajar con esta papa dado el gran rechazo de muchos consumidores.

En tanto, en Indonesia se aprobó una nueva variedad de caña tolerante a la sequía, Brasil aprobó una nueva variedad de soja transgénica, Vietnam un tipo de maíz, y así se puede citar una lista amplia de alimentos modificados genéticamente que han empezado a producirse y que abordan los mercados. Sobre la papa hay que apuntar que en el informe se destaca que es el cuarto alimento más importante del mundo y que los avances en biotecnología pueden contribuir a mejorar la seguridad alimentaria de países como China. Con respecto al rápido crecimiento del maíz Biotech tolerante a la sequía, en 2013 su producción se multiplicó por 5, pasando de las 50.000 a las 275.000 hectáreas, lo que muestra la gran aceptación que ha tenido por parte de los agricultores estadounidenses.

En el ranking de países productores de cultivos biotecnológicos, encabeza la clasificación Estados Unidos con un área de 73,1 millones de hectáreas, 3 millones más que en 2013. Este país cultiva todo tipo de productos transgénicos, maíz, soja, colza, azúcar, papayas, etc., acaparando el 40% de la producción mundial. En segundo lugar se clasifica Brasil con una superficie de 42,2 millones de hectáreas, casi dos millones más que en el año 2013, destacando especialmente el incremento de la producción de una nueva variedad de soja transgénica. El tercer puesto es para la Argentina, en este caso se ha reducido ligeramente la producción pasando de los 24,4 a los 24,3 millones de hectáreas para cultivar básicamente los mismos productos que Brasil.

El cuarto clasificado en este particular ranking de producción de alimentos transgénicos es para la India con 11,6 millones de hectáreas, 600.000 más que el año pasado, de nuevo la superficie se destinó a la producción de algodón Bt. En quinto lugar está Canadá que iguala la superficie de la India con 11,6 millones de hectáreas, lo que representa un incremento de 800.000 hectáreas con respecto al informe del 2013.

Dejá tu comentario