Los “old masters” baten récords en subastas de Londres

Edición Impresa

Londres - El óleo «Prometeo», del pintor tenebrista español José de Ribera (1591-1652), batió ayer un récord al venderse por 3,84 millones de libras (6,15 millones de dólares) en una subasta de Sotheby's de Londres. En Christie's, también hubo récords, como el de una tabla religiosa de Fra Bartolommeo, que se vendió en 3,4 millones de dólares

«Prometeo» pulverizó la anterior marca de Ribera, «El martirio de San Bartolomé», por el que se pagaron 4,4 millones de dólares, también en la sede londinense de Sotheby's en julio de 1990. «Un total de ocho interesados en la sala y por teléfono pujaron animadamente, fulminando la estimación anterior a la venta» (entre 1.280.000 y 1.921.000 dólares), explicó Sotheby's en un comunicado posterior.

El cuadro de Ribera, de gran tamaño (1,93 m por 1,55 m aborda un tema mitológico y es una representación de Prometeo, el titán que se atrajo las iras de Júpiter al robar el fuego para dárselo a los hombres. El óleo pertenecía a Barbara Piasecka Johnson, viuda de J. Seward Johnson, uno de los fundadores de la firma de productos médicos y farmacéuticos Johnson and Johnson, que vendió ayer parte de su rica colección de arte del Renacimiento y el Barroco.

El «Prometeo» vendido ayer constituye «una de las obras más dramáticas y violentas» del pintor valenciano en cuanto a la composición, según el catálogo de la subasta. El titán amigo de los mortales aparece de perfil, completamente desnudo, encadenado a una roca, gritando de dolor y con una gran herida en el costado causada por los picotazos del águila que bajaba diariamente a comerle el hígado. Según Sotheby's, el cuadro es el primero de un grupo de obras inspiradas en los titanes que Ribera pintó en la década de los treinta del siglo XVII, de los que sólo se conservan tres originales: los otros dos están en el madrileño Museo del Prado.

Ribera es uno de los pintores destacados de la escuela española, pese a que realizó prácticamente toda su obra en Italia, donde lo apodaron «Lo Spagnoletto» (El españolito), por su baja estatura y por reivindicar sus orígenes al firmar sus cuadros.

También ayer, en Londres, Christie's, la casa rival, remató una tabla religiosa de Fra Bartolommeo (1472-1517) que también batió un récord mundial para el pintor renacentista italiano en una subasta. La tabla, titulada «Virgen y Niño en un paisaje con Santa Isabel y el niño San Juan Bautista», se vendió en 3,4 millones de dólares.

El mismo dinero se pagó por una vista de Venecia de Michele Marieschi (1710-1743), que representa la suntuosa arquitectura del patio del Palacio Ducal ocupado por numerosos grupos de personas.

Otro récord mundial en subasta correspondió a un exquisito bodegón del holandés Willem Claesz. Heda (1594-1680), que se vendió por 2,2 millones de dólares, el cuádruple del precio estimado.

Un «San Juan Bautista predicando en el desierto», de Pieter Brueghel el Joven (1564-1637), que salía a subasta por primera vez en setenta años, cambió a su vez de propietario por 2,3 millones de dólares.

Según Richard Knight, de Christie's, la demanda de cuadros de viejos maestros es este año tan alta como en los anteriores, y muchos coleccionistas de Europa, Estados Unidos y Sudamérica han venido expresamente a Londres para esta semana en la que casas de subastas y galerías colaboran en su oferta artística.

Agencia EFE

Dejá tu comentario