Los pronósticos climáticos marcan el pulso de los precios

Edición Impresa

Los informes climáticos que siguen a los cultivos en EE.UU marcan el ritmo en Chicago. La salida de Inglaterra de la UE debilitó las cotizaciones.

El mercado de Chicago sigue reaccionando en función de los pronósticos climáticos diarios, que hoy son los responsables de la evolución de los precios en el corto plazo. Los informes semanales sobre el estado de los cultivos siguen marcando un buen inicio en esta temporada, sin perjuicio que el periodo de mayor stress para los cultivos comenzará recién ahora, momento en el que las temperaturas del medio oeste estadounidense se van incrementando y resulta necesaria la ocurrencia de lluvias periódicas y puntuales.

En este contexto, hubo que agregar en esta semana la inesperada salida de Inglaterra de la UE, un verdadero "cisne negro" no previsto por el mercado, que seguramente tendrá consecuencias en las plazas financieras globales.

El primer efecto de esta medida fue el desplome de las bolsas mundiales, lideradas por las acciones de los bancos más importantes europeos, que soportaron la baja diaria más importante de su historia.

Otra consecuencia observada fue la fortaleza del Dólar y los bonos del tesoro norteamericano como refugio de valor, además de una merma en los índices de precios de las materias primas, cuyas cotizaciones se expresan en la divisa de ese país.

Los commodities, bajo este escenario, no constituyen para los fondos que operan en materias primas, una buena opción.

La liquidación de posiciones largas mantenidas por ellos en granos desde varias semanas antes, fueron liquidadas puntualmente, con el consecuente debilitamiento de las cotizaciones en Chicago el día posterior al plebiscito, aunque posteriormente, las lluvias pronosticadas resultaron inferiores a las esperadas y los precios volvieron a reaccionar.

En su último informe mensual, la revista especializada "Oil World" destaca que en la próxima temporada 2016/17, la producción mundial de las principales diez oleaginosas se recuperará en 18,4 millones de toneladas, a un total de 531 millones de toneladas. De todas maneras, los analistas de esta publicación proyectan una merma en las existencias finales de 6 millones de toneladas, luego de otro recorte de 4 millones de toneladas en esta temporada.

La mayor proporción del incremento productivo proyectado corresponde al cultivo de soja que experimentará un crecimiento de 12.2 millones de toneladas en esta temporada, seguido del girasol, que crecería en 3.5 millones de toneladas y la semilla de algodón, con un aumento productivo anual de 1.8 millones de toneladas

Según Oil World, la producción mundial de soja alcanzará los 325 mill./tons., en tanto que la de girasol se ubicará en 45,3 millones de toneladas, en comparación con los 41,8 millones de toneladas. obtenidos en la campaña 2015/16. La producción mundial de semilla de algodón alcanzará, por su parte, un volumen total de 39.6 millones de toneladas.

El USDA informaba en esta semana la evolución de los cultivos en los EEUU, en plena etapa de desarrollo.

El maíz en situación "buena a excelente" llega al 75%, sin cambios respecto a la semana anterior y 68% del año pasado a esta fecha. El 6% de estos cultivos se encuentran polinizando, comparado con 5% del promedios de las últimas cinco campañas.

La soja en condición "buena a excelente" cubre al 72% de la superficie, en comparación con 73% de la semana anterior y 63% del año anterior.

El trigo de invierno recolectado hasta el momento llega al 45% de la superficie, comparado con 25% de la semana precedente, 33% del año anterior y 41% del promedio de los últimos cinco años. El 62% de estos cultivos se encuentran "bien a excelente", comparado con 61% de la semana anterior y 41% del año pasado a esta fecha.

En cuanto al trigo de primavera en esta situación, el USDA reportó que el 72% de ellos se encuentran "buenos a excelentes", comparado con 76% de la semana anterior y 72% del año 2015.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario