Lula ruega a Dios

Edición Impresa

Río de Janeiro - El presidente Lula da Silva afirmó ayer que si la situación económica doméstica logra esquivar los embates de la crisis mundial podrá cumplir con el acuerdo para aumentar el salario de los empleados públicos.
«Dios permita que la economía vuelva a la normalidad para que no tengamos que tocar nada», dijo Lula en Río de Janeiro, al ser consultado sobre las protestas de trabajadores estatales que reclaman al Gobierno cumplir un acuerdo de aumento salarial.
El Ministerio de Planificación determinó dejar en suspenso unos u$s 14.000 millones del presupuesto a raíz de la crisis mundial, monto en el que está incluido el aumento a los empleados públicos. «Solamente no cumpliré el acuerdo si existe alguna anormalidad. Pero como decidiré en junio, tengo que tener paciencia y tengo voluntad, vengo del sindicalismo y sé que es bueno cumplir los acuerdos», afirmó el presidente.
Agencia ANSA

Dejá tu comentario