Macri y Michetti definen hoy la lista para junio

Edición Impresa

No hay peor manipulación en política que un dirigente les oculte a sus votantes cuáles son sus planes. En esto Mauricio Macri y Gabriela Michetti son los mejores discípulos de los Kirchner. Sólo un grupo de macristas tiene cita hoy en el despacho del jefe de Gobierno porteño para entregarse a la ronda final que definirá el lugar de Gabriela Michetti en las boletas electorales. Todos ocultan qué hará cada cual en las próximas elecciones. Un error que les resta votos.
En PRO esperan esa convocatoria algunos legisladores porteños, asesores y funcionarios cercanos a Mauricio Macri, en una tenida donde hasta anoche quedaban en minoría los que insistirán hoy con que la vicejefa de Gobierno sea candidata a legisladora porteña y no a diputada nacional.
Esa ecuación la pretendía Michetti, quien finalmente convenció a Macri de anticipar los comicios locales, pero con el adelantamiento de las elecciones a diputados nacionales que debe votar mañana el Senado, se desmoronó la estrategia.
Los michettistas creen que ahora es la vice la que ya se convenció de dar pelea en el primer renglón de las boletas a Diputados y olvidar su intención de no confrontar con Elisa Carrió, quien también debe decidir si se presenta a la competencia.
Sin embargo, todavía hay un sector que cree que Michetti debería insistir con su candidatura a legisladora porteña, ya no por evitar la pelea nacional, sino para quedarse en cercanías de la gestión de Macri y conservar su carrera política en la Ciudad de Buenos Aires, que ven diluida si la vice asume como diputada nacional. Consideran aún, esos aliados de la funcionaria, que su papel porteño será más destacado al frente de la Legislatura local y no en un bloque PRO en el Congreso, aunque le ofrezcan ser la conductora de esa bancada. Macri siempre consideró mejor la unificación de los comicios, un solo cuarto oscuro que lo entregue a una sola campaña, con menos gastos y con una sola candidata, ya que no hay por ahora dos en su agrupación que cosechan las adhesiones de Michetti.
El debate se reavivó cuando Cristina de Kirchner anunció su intención de anticipar los comicios y aunque la propia Michetti se manifestaba ante los suyos dispuesta a una suerte de pacto de damas ante las urnas, con Carrió, las declaraciones de la chaqueña contra Macri irritaron por demás al jefe porteño. A eso se agregó que ni siquiera la Coalición Cívica festejó el llamado del jefe de Gobierno, el viernes pasado, a un acuerdo opositor poselectoral para derogar leyes kirchneristas en el Congreso. A cambio, los seguidores de Carrió le reprocharon que esos acuerdos ya los habían planteado y quedó en la nada y en soledad ese convenio que propuso firmar Macri, o al menos cajoneado por el momento.
Con esos antecedentes, Michetti se mostraría convencida de dar la disputa como primera candidata a diputada nacional sin temor a perder posición en la Ciudad de Buenos Aires. Después de todo, cree que el propio Macri hizo ese camino hasta consagrarse en el sillón que ahora ocupa.
Si bien Macri guardará formalmente el anuncio hasta conocer el resultado de la votación en el Senado que definirá la fecha de urnas, la decisión la cerrará hoy. Con eso, el macrismo se entregará a una interna acelerada por los lugares en las papeletas porteñas donde pretende obtener como mínimo 11 bancas de las 30 que se renuevan en la Legislatura porteña, para conservar las 26 que tiene actualmente. El macrismo aspiraba a superar ese número en una elección sólo de candidatos a legisladores, pero cree que no tendrá las mismas chances en la votación unificada. Por eso la interna por ocupar lugares en la papeleta electoral se tornó en las últimas horas más dura para los que aspiran a una banca porteña. En cambio, suma expectativas la lista a diputados que podrían integrar el saliente legislador Diego Santilli, el secretario general Marcos Peña o el actual diputado nacional Esteban Bullrich, entre una nómina de posibles postulantes.

Dejá tu comentario