Mendoza: municipios PJ analizan desdoblar y complican a Gobierno

Edición Impresa

  Mendoza - Los insistentes pedidos por parte del gobernador de Mendoza, Francisco "Paco" Pérez, de no desdoblar los comicios en las comunas peronistas no tuvieron eco en los intendentes del PJ, quienes hicieron valer la necesidad de adelantamiento. Así, y al filo del cierre del año, se disparó la actividad política en una provincia en la que se podría llegar a votar hasta siete veces en 2015. Veamos.

El sendero de los desdoblamientos partió, en realidad, con una cronología que nació en territorio enemigo, cuando el intendente capitalino, el radical Rodolfo Suárez, fijó las primarias abiertas para el 22 de febrero del año próximo y las generales para el 3 de mayo. Luego se sumó San Carlos con idénticas fechas: allí, el jefe comunal Jorge Difonso, luego de abrazar al massismo e inflar su precandidatura a gobernador, comenzó a izar la bandera de paz con el Partido Demócrata -que declaró su apoyo al PRO- y buscaría ahora la reelección.

Con estos dos adelantamientos -pese a que San Carlos es un departamento pequeño para el distrito cuyano, si de adhesiones políticas se habla-, el peronismo visualizó dos probables derrotas que iniciarían una ola pesimista en la provincia.

Por ello, y en las últimas semanas del año, intendentes peronistas comenzaron a condimentar con este tema las charlas políticas que tenían con el Gobierno provincial. Los desdoblamientos, de a poco, se hicieron cada vez más inevitables.

"Por ahora nadie me ha manifestado concretamente una fecha de desdoblamiento, salvo el intendente de San Rafael, que hace un análisis valedero dentro de una estrategia política, y una estrategia electoral que es razonable, pero que la mayoría no comparte", señaló el gobernador a mitad de este mes.

Sin embargo, Pérez dejó claro que el partido iba "a acompañar" a quien desdoblase. El sábado pasado se movió la última ficha y la pretensión inicial de no adelantar tuvo su jaque mate, en un cónclave que tuvo lugar en el despacho del mandatario provincial -también titular del PJ local-, en Casa de Gobierno.

Junto a su vice, Carlos Ciurca, Pérez insistió con el no adelantamiento, aunque -a sabiendas de la decisión ya tomada de los jefes comunales- después pidió que anclaran en una misma fecha las Primarias y los comicios generales, para generar una sintonía triunfalista de cara a las elecciones provinciales, que también tendrán sus PASO. De la reunión del sábado pasado quedó en limpio que, en principio, las intendencias peronistas San Rafael, Malargüe, Tupungato, Guaymallén, Las Heras, Luján y Maipú llamarían a Primarias Abiertas para el 12 de abril próximo, mientras que las generales se harían el 18 de junio. No obstante, otras comunas del PJ ya analizan sumarse a este grupo.

En tanto, la oposición aprovechó la imposición de los intendentes justicialistas para chicanear a Pérez. "Era una cosa relativamente anunciada, el único que la desconocía era el gobernador", disparó el intendente de Godoy Cruz, el radical Alfredo Cornejo, quien aspira a comandar la provincia.

Cornejo y Pérez fueron los artífices de un pugilato político durante el final de 2014: el intendente impulsó a la oposición a voltear el Presupuesto 2015 que el Ejecutivo había enviado a la Cámara de Diputados e imponer otra iniciativa, aunque luego el Senado lo devolvió a comisiones, y el debate continuará en febrero.

Por lo bajo, los jefes comunales del PJ festejaron el 31 de diciembre por el adelantamiento de los comicios sin quedar peleados con la administración central. Sólo resta saber si contarán con fondos del Estado para las PASO, que el mandatario prohibió por decreto.

Ahora, Pérez, que por Constitución provincial no tiene reelección, debe decidir si une las PASO y las elecciones a gobernador con los comicios presidenciales. En caso de desdoblar -poco probable-, la mayoría de los mendocinos podrían llegar a votar hasta siete veces, si es que en noviembre hay balotaje, para conocer al sucesor de Cristina de Kirchner.

El mandatario, antes de finalizar 2014, habría dispuesto en el decreto reglamentario de las PASO provinciales -aún sin fecha- que, en caso de simultaneidad electoral con la nacional, los precandidatos a gobernador podrán adherir sus nombres sólo con el de un postulante presidencial.

Así, Cornejo no podría unir su probable boleta como gobernador a las presidenciables de la UCR y del PRO, donde se agita un acuerdo con Mauricio Macri.

Dejá tu comentario