Edición Impresa

Menéndez-Gray asumen jefatura del PJ bonaerense y arranca el postkirchnerismo

Será en la sede del peronismo de la calle Matheu. No habilitarán el ingreso a la prensa. Es la renovación de mandos tras la era Espinoza que termina en medio de la oposición de caciques comunales.

La nueva conducción del Partido Justicialista bonaerense, a cargo de los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverría), asumirá hoy a las 15 tras ser electa el domingo pasado mediante una lista única que contó con el apoyo de los jefes comunales, los gremios, y los sectores peronistas no kirchneristas, mientras el espacio que conduce la senadora Cristina Kirchner quedó relegado en la interna partidaria.

En la histórica sede porteña del PJ nacional -Matheu 130-, Menéndez asumirá como presidente partidario acompañado por Gray quien será el vicepresidente y alternara su posición el año próximo con el jefe comunal de Merlo, según fue acordado a la hora de confeccionar la lista 'Unidad y Renovación'. En tanto, el presidente partidario saliente, el kirchnerista Fernando Espinoza, ocupará el cargo de titular del Congreso del PJ bonaerense, mientras la intendenta Verónica Magario (La Matanza) será congresal por la rama de la mujer, siendo estos los únicos espacios de poder que ocupará el kirchnerismo dentro de la estructura del partido.

La jornada partidaria comenzará a las 13 con la asunción del nuevo Consejo Provincial y las autoridades electas formales para conducir el partido y luego, a las 14, brindarán una conferencia de prensa en el primer piso del edificio histórico del Partido Justicialista. Desde la organización contaron que el acto de asunción de Menéndez será a las 15 y "no será abierto a la prensa por una cuestión de espacios reducidos", por lo que se instalarán pantallas LED afuera del edificio y será transmitido por redes sociales.

Luego del período de Espinoza al frente del PJ bonaerense, llega una renovación en los mandos de conducción partidaria, debido a que el kirchnerismo ha perdido poder tras las derrotas de las tres últimas elecciones en la provincia de Buenos Aires (2013, 2015 y 2017). En ese marco, el ex intendente de La Matanza no pudo imponer sus deseos de renovar su mandato porque encontró una posición firme de los jefes comunales peronistas del Conurbano, entre ellos Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), y además no tuvo el apoyo incondicional de Cristina Kirchner y su hijo, líder de la agrupación La Cámpora, Máximo Kirchner.

En un cambio de época en el peronismo provincial, Menéndez fue uno de los líderes que pregonaban que el PJ debía unirse con los dirigentes que se distanciaron como Sergio Massa (Frente Renovador) y Florencio Randazzo (Cumplir) y por eso ahora el partido avanzará en esa dirección de unidad entre varios sectores marginados durante el kirchnerismo. También Menéndez se mostró cercano al sector peronista en el Senado que lidera el rionegrino Miguel Angel Pichetto y los gobernadores justicialistas que mantienen una buena relación con el Gobierno nacional.

Los diputados provinciales que responden a los intendentes peronistas y también los senadores massistas posibilitaron el tratamiento del proyecto de ley que modifica el régimen jubilatorio de los trabajadores del Banco Provincia al quedarse en el recinto de la Legislatura en La Plata, cuando los demás bloques opositores se habían levantado de sus bancas con el objeto de dejar sin quórum la sesión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario