Menos fiero de lo esperado

Edición Impresa

Quién lo hubiera dicho, por estos días con el tema de los aranceles se barajaba todo tipo de especulaciones, elija usted alguna y seguramente la va encontrar reflejada en algún medio, pero el mercado en última instancia tiene siempre la palabra. Los inversores consideraron que los más recientes contrapuntos en la ofensiva comercial entre China y Estados Unidos son menos perjudiciales que lo previsto precedentemente. Las acciones cerraron con alzas en la Bolsa de Nueva York impulsadas por los sectores de tecnología y consumo, que repuntaron cuando se creía que iban a derrapar al ser los más damnificados en el tema arancelario, pero todo se tranquilizo y habló el mercado. En este contexto se movieron las Bolsas del mundo, concretamente cada cual atendió su juego y la mayoría finalizo con numeros positivos.

El índice Dow Jones de Industriales finalizó en 26246.96 puntos subiendo el 0.71%, el S&P500 se situó en los 2904.31 puntos ganando el 0.54% y el Nasdaq Composite apreciándose el 0.76% llegó a los 7956.11 puntos. Por su parte los principales índices de las Bolsas europeas, exceptuando Londres que perdió un ínfimo 0.03%, el resto cerró en positivo; Madrid ganó el 0.46%, París 0.28%, Milan 0.55% y Francfort 0.51%. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ganó el 1,4%.

Gran enojo chino - El Gobierno de China consideró ayer una "falta de sinceridad y de buena fe" la decisión de EE.UU. de imponer aranceles del 10 %por valor de 200.000 millones de dólares a exportaciones chinas a su mercado a partir del próximo lunes, 24 de septiembre.

"Ya hemos recalcado que estos diálogos tienen que suceder en un marco de paridad, igualdad y buena fe para resolver los asuntos entre las dos partes pero lo que EE.UU. ha hecho demuestra falta de sinceridad y buena fe", manifestó el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

Tras la confirmación de estos aranceles por parte de la Casa Blanca, el Gobierno chino está revisando sus anteriores planes de enviar la próxima semana a Washington una delegación encabezada por el viceprimer ministro Liu He con el fin de negociar una salida a la actual guerra comercial. Obviamente la respuesta china se hizo oír y aplicará aranceles a las importaciones de bienes norteamericanos por unos 60.000 millones de dólares.

Dejá tu comentario