Michetti condiciona su candidatura

Edición Impresa

«Las posibilidades están abiertas, pero hoy el interés es que salga bien la gestión». La vicejefa de Gobierno porteño confirmó así ayer las negociaciones entre el PRO y la Coalición Cívica para acordar una lista única de candidatos a diputados para el Congreso. Fue el mismo día en que Mauricio Macri volvió a pedir que Gabriela Michetti sea candidata en las elecciones legislativas de octubre.
«Sobre mi candidatura tengo una contradicción; por un lado, defiendo el fortalecimiento de las instituciones y para eso hay que cumplir los mandatos; por otro, tenemos que constituir un partido nuevo con dirigentes poco conocidos», explicó Michetti. Sin embargo, la compañera de fórmula de Macri se entusiasmó con la posibilidad de estampar su nombre en la misma boleta electoral de Elisa Carrió y dijo que sólo resta «sentarse en una mesa», aunque aclaró que el PRO «no plantea la alianza como algo electoral, sino como un trabajo conjunto».
Sin decisión
La vicejefa de Gobierno porteño resaltó en declaraciones radiales que está «pensando» si va a ser candidata en las próximas elecciones de octubre, ya que siente una «contradicción».
Michetti sostuvo que aún no tiene una «decisión tomada», y que por el momento sólo está «escuchando y pensando». Ayer, este diario adelantó que Macri planea unificar los comicios para la Legislatura porteña con las elecciones nacionales para diputados y senadores del Congreso con el objetivo de negociar con Carrió el armado de una lista nacional única en Capital Federal con Michetti a la cabeza. Sin embargo, en la Legislatura PRO y la Coalición Cívica irían con candidatos separados: el macrismo impulsa al secretario general Marcos Peña y la CC, al azuleño Adrián Pérez.
Sin embargo, Michetti aclaró que «si se decide desdoblar la elección local de la nacional, se tomarían decisiones», porque la intención es «diferenciar lo nacional y lo local». Macri no opina lo mismo y sabe que para tener proyección presidencial en 2011 debe comenzar a nacionalizar al PRO ante el avance incontenible de figuras del peronismo alternativo como Felipe Solá y Carlos Reutemann, que podrían dejarlo sin el trono de principal referente de centroderecha en la Argentina.
Ayer, Macri reiteró su interés para que Michetti compita en las elecciones legislativas de octubre. «Todos queremos que sea candidata porque es la más identificada con el proyecto y conmigo», señaló Macri luego de la reunión de Gabinete que mantuvo junto a todos sus ministros.
La baja adhesión que generó la candidatura de Alfonso Prat-Gay, no sólo dentro de la Coalición Cívica, sino también entre potenciales socios electorales en Capital Federal, como el Partido Socialista y la UCR, sumado al temor de una derrota frente a una candidatura PRO de Michetti, impulsó a Carrió a tejer un acuerdo capitalino con el macrismo para los comicios nacionales.
Engrosantes
Los macristas Paula Bertol, Julián Obiglio y Esteban Bullrich, operador capitalino del bonaerense Francisco de Narváez, sumarían sus nombres a una boleta encabezada por Michetti y Prat-Gay, que podría incluir también a Carrió. La fundadora del ARI no sufre ya las contradicciones institucionales que acosan por estos días a Michetti. En 2007 renunció a su banca de diputada para ser candidata presidencial y en caso de volver a ganar una banca en el Congreso, debería volver a renunciar a ese cargo electivo para poder competir en 2011 con el aval del macrismo.
Hasta el legislador porteño Diego Santilli engrosaría la papeleta única de PRO y la CC. La UCR de Gerardo Morales, que juró frente al socialista Rubén Giustiniani no apoyar la aventura de Carrió con Macri, impulsa al constitucionalista Ricardo Gil Lavedra.

Dejá tu comentario