16 de diciembre 2008 - 00:00

Momento de decisión

Guillermo Vilas
Guillermo Vilas
El consejo directivo de la Asociación Argentina de Tenis decidirá hoy, a las 17.30, quien será el próximo capitán del equipo de Copa Davis, luego de la renuncia presentada por Alberto Mancini tras perder la final ante España en noviembre pasado.
El ex tenista Martín Jaite es uno de los principales candidatos, ya que cuenta con el apoyo de los tenistas.
Jaite podría estar acompañado en el cargo por Mariano Zabaleta, quien sería el encargado de «amigar» a los dos mejores tenistas del país, David Nalbandian y Juan Martín del Potro.
Jaite, actualmente entrenador de David Nalbandian, mantiene excelente relación con los tenistas integrantes de la Legión y es respetado por sus grandes conocimientos tenísticos y organizativos.
La semana pasada el propio Jaite había despejado algunas dudas alejándose de una relación contractual con la empresa Havas Sports, nuevo agente comercial de la AAT. No obstante, ese vínculo podría ser uno de sus mayores obstáculos.
Jaite admitió que su empresa, Alma Producciones, podría realizar trabajos para Havas y por eso la empresa francesa ve con buenos ojos que se convierta en el capitán de la Davis. Pero la AAT desconfía en ceder tanto poder.
Por eso, gran parte de la dirigencia prefiere otros nombres como Ricardo Rivera, Modesto Vázquez y Francisco «Pancho» Mastelli.
Guillermo Vilas comenzó autopostularse con fuerza, aunque no tendría demasiado predicamento dentro de la Legión. Caso contrario es el de Hernán Gumy, que en un principio se dijo que iba a compartir el proyecto junto con Jaite.
Otro histórico en danza es José Luis Clerc, cuyos conocimientos están fuera de discusión.
Durante la última Copa Argentina, que finalizó el domingo en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, los tenistas argentinos David Nalbandian, Juan Mónaco, Juan Ignacio Chela y Agustín Calleri comentaron que ningún dirigente los llamó para consultarlos acerca del nuevo capitán.
Mancini estuvo en el cargo durante cuatro años y medio, y se convirtió en el capitán más exitoso de la historia del tenis argentino.
El rosarino alcanzó dos finales -en 2006 se perdió con Rusia como visitante, en Moscú, y en 2008 se cayó ante España como local- y una semifinal -2005, caída con Eslovaquia, en Bratislava-.

Dejá tu comentario