Monotributistas: casi un 20% pidió a la AFIP cambiar de categoría

Edición Impresa

Son 572.000 que, en su gran mayoría, subieron un escalón. Hubo 1,1 millón que se mantuvo en su situación actual. El padrón total suma 3 millones.

La Administración Federal de Ingresos Púbicos divulgó ayer los datos finales de la recategorización de monotributistas. El plazo para cambiar de categoría venció el jueves y partir de ahora sólo queda tiempo para los contribuyentes de algunas categorías que necesiten ratificar su situación actual. Así, sobre un total de 3 millones de monotributistas empadronados, hubo 1,7 millón que ingresó al sistema para cumplir con alguna de las dos variantes del trámite. Dentro de ese universo, hubo 1.128.000 contribuyentes que confirmaron su categoría actual, en tanto que 572.000 la modificaron.

El organismo de recaudación puntualizó que "sobre el total de los que modificaron su situación, el 85% pidíó pasar a una categoría superior, en tanto que el 15% restante pasó a una categoría inferior".

En cuanto a los contribuyentes que pidieron cambiar de categoría, los 572.000 casos informados por la AFIP representan alrededor de 19% del total empadronado, tal como había informado Ámbito Financiero. Esta cifra está muy por encima del 8% histórico de contribuyentes que pide cambiar de franja en cada recategorización cuatrimestral.

El jueves pasado venció el plazo para realizar la recategorización o para confirmar la categoría actual para aquellos contribuyentes que se encuentran registrados en las categorías F,G,H,I,J y K.

De todos modos, el plazo para cambiar de categoría ya quedó clausurado y a partir de ahora rige el cronograma para las categorías restantes que sólo contarán con la opción de ratificar su situación actual. Así, la AFIP precisó que "el cronograma de obligatoriedad para confirmar la categoría" implica que hasta el 20 de octubre puedan hacerlo quienes estén encuadrados en la D y E. A su vez, hasta el 20 de noviembre podrán realizarlo aquellos que estén en la B y C, mientras que hasta el 20 de diciembre será el plazo para la A.

Según destacó ayer la AFIP en un comunicado, la cifra global de contribuyentes que se presentaron a la recategorización (para confirmar o para cambiar) "representa un crecimiento del 130% respecto de los anteriores procesos de recategorización".

El organismo también remarcó que hubo "una cantidad importante de contribuyentes que confirmaron su categoría antes de la fecha de vencimiento a la que están obligados".

Esto significa que la mayoría de los inscriptos en el régimen simplificado del Monotributo quedó en condiciones de ser sometido a la verificación de datos por parte del organismo de recaudación. Esto se hará mediante un cruce de información sobre los consumos con tarjeta de crédito y los ingresos declarados por facturación.

Si la AFIP detecta inconsistencias podrá recategorizar de oficio al contribuyente, pasándolo a una categoría superior que surgirá de calcular su nivel de gastos más un 20% si se trata de proveedores de servicios o del 30% si son vendedores de bienes.

Este procedimiento se pondrá en marcha en los próximos días y se enfocará básicamente sobre los llamados "monotributistas puros", es decir sobre aquellos que sólo tienen ingresos por su facturación como trabajadores independientes. En cambio, los "no puros" son quienes tienen en simultáneo un ingreso por salario cobrado como trabajador en relación de dependencia. Estos casos, por tener ingresos adicionales no están sospechados -al menos en primera instancia- de inconsistencias entre gastos e ingresos registrados por el radar de la AFIP.

Para 2018, el titular de la AFIP, Alberto Abad, prometió aplicar cambios en el Monotributo para simplificar los trámites. Para esta recategorización fue posible operador desde los celulares.

Dejá tu comentario