Monti acelera más: logró acuerdo y hoy presenta gabinete

Edición Impresa

Roma - El economista Mario Monti llegó ayer a un acuerdo con los principales partidos italianos y hoy dará a conocer la composición del Gobierno con el que aspira recuperar la confianza de sus socios europeos y la de los mercados, que siguen castigando al país con subas de la tasa de riesgo.

«Confirmo desde ahora mi absoluta convicción de que nuestro país superará esta situación tan difícil», comentó ante la prensa tras finalizar la ronda de negociaciones. «Siento una personal satisfacción por el trabajo intenso y provechoso realizado. Quiero transmitir mi confianza en la solidez de las instituciones y en la participación de la sociedad civil. Existe una plena y madura conciencia sobre la emergencia y he quedado gratamente sorprendido del sentido de responsabilidad de todos», aseveró.

Monti se reunirá hoy temprano con el presidente Giorgio Napolitano en Roma, donde presentará su lista de ministros y será ratificado en el cargo, previo al voto de confianza del Parlamento.

Monti está dispuesto a llegar al final de la legislatura en 2013 y apuesta por la inclusión de representantes de diferentes agrupaciones políticas, un punto crucial con el que logró superar las diferencias con la formación del saliente Silvio Berlusconi, el Pueblo de la Libertad. También el mayor partido opositor, el Partido Democrático de Pierluigi Bersani (centroizquierda), apoyó el Gobierno de Monti. Hasta el momento, el único partido que se opone tajantemente es la federalista Liga Norte.

Última oportunidad

Por su parte, Emma Marcegaglia, líder de la patronal italiana Confindustria, afirmó a la prensa tras reunirse con Monti: «Dijimos que apoyaríamos mucho a este Gobierno. Creemos que este Gobierno es la última oportunidad para que Italia salga de esta situación de emergencia».

La hipótesis que cobró más fuerza es la de que el propio Monti asumirá también el Ministerio de Economía además de la Jefatura del Gobierno, y contará con el apoyo de 4 viceministros: Cuentas, Finanzas, Tesoro y Participaciones Estatales.

La principal incógnita es la de saber si, como se especula, accederá a incluir en su Ejecutivo a dos reconocidas figuras políticas de uno y otro signo: la mano derecha de Berlusconi y hasta ahora subsecretario de la Presidencia del Gobierno, Gianni Letta, y el socialista y ex primer ministro Giuliano Amato.

A esa opción podrían oponerse tanto el PD como el partido de Berlusconi, según señalaban ayer medios locales, alegando que ninguno de ellos quiere asumir la responsabilidad de los «numerosos sacrificios» que ya anunció Monti.

Según el periódico La Repubblica, la calidad del apoyo tanto del PD como del PDL «es más bien frágil, y ello es un riesgo del que el profesor (Monti) es consciente». Varios diarios aludieron al peligro de una «vietnamización» del Parlamento, donde el nuevo Gobierno podría hallarse pronto carente de base e incapaz de hacer adoptar las reformas económicas necesarias, en particular las más impopulares.

Cuando aún no termina de solucionarse la crisis gubernamental, la prima de riesgo de la deuda italiana volvió ayer a dispararse y cerró en los 528,6 puntos básicos, mientras que la rentabilidad de su bono a diez años en el mercado secundario sobrepasó de nuevo la barrera del 7 %, considerado un «punto de no retorno» y por el que Grecia, Irlanda y Portugal tuvieron que pedir un rescate.

Italia está enfrentando «la hora de la verdad», dijo por su parte el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al advertir que sin respaldo político, Monti fracasará en cualquier intento de implementar las duras reformas.

Monti es «brillante», señaló Van Rompuy, quien tuvo al economista italiano como uno de sus asesores informales, durante un evento organizado por el Consejo de Lisboa, un «think tank» con sede en Bruselas. «Él es brillante, pero necesitamos una mayoría en el Parlamento», advirtió Van Rompuy, ex premier belga.

Para el diario influyente, Corriere della Sera, la única fuerza del Gobierno Monti es que representa a «un amplio movimiento de opinión pública que, por primera vez, agrupa a quienes jamás votaron por Berlusconi, y a numerosos de sus partidarios que ahora piden que otra persona nos saque de la crisis, ya que su líder fue incapaz de hacerlo».

Agencias EFE, Reuters, AFP, ANSA y DPA

Dejá tu comentario