Murió Günter Grass, un controvertido gigante de las letras

Edición Impresa

A los 87 años murió ayer en Lübeck, Alemania, el escritor Günter Grass, una de las mejores plumas europeas del siglo XX pero, también, uno de los más controvertidos intelectuales alemanes de posguerra. Grass, autor del éxito mundial "El tambor de hojalata" (1959, llevada al cine con éxito por Volker Schlöndorff veinte años más tarde, película ganadora tanto de la Palma de Oro en Cannes como del Oscar al Mejor Film Extranjero) obtuvo en 1999 el Premio Nobel de Literatura por el conjunto de su obra, recompensa a la que algunas voces críticas de su pasado juvenil pidieron que devolviera cuando en 2006, con la publicación de su tardío libro de memorias "Pelando la cebolla", admitió por primera vez que a los 17 años se había enrolado en las Waffen SS del Tercer Reich.

Aquella confesión cayó como una bomba en el medio intelectual mundial, e incluso la canciller Angela Merkel, quien ayer lo despidió como un gran artista que marcó "como pocos la historia de la posguerra en Alemania con su compromiso tanto artícomo políy social", dijo entonces que habría sido "bueno que todos los alemanes lo hubiéramos sabido antes". "Si miro hacia atrás, siempre lo he contemplado como una mancha que me oprime y sobre la que no podía hablar", manifestó a su vez el propio escritor con un enorme cargo de conciencia, y cuya figura resume como pocas la contradicción interna en la que se debatió Alemania para hacer las paces con su traumático pasado. La revelación había sido anticipada en un reportaje concedido al diario "Frankfurter Allgemeine Zeitung", donde relató su amistad juvenil con Joseph Ratzinger, el futuro Papa Benedicto XVI. Grass sólo s irvió unos meses en las SS, a las que fue enviado a sus 17 años cuando él quería entrar en una división de submarinos de guerra.

Grass, que ideológicamente recorrió a lo largo de su vida el camino de la centroizquierda, apoyó siempre al partido Socialdemócrata (SPD), y asumió una postura polémica al momento de la caída del Muro. Manifestó que estaba en contra de la reunificación alemana, por temor a que un país otra vez poderoso como el suyo pudiera volver a abrazar una ideología totalitaria como el nazismo. También se pronunció siempre contra las armas nucleares y, sólo tres años atrás, produjo otra gran polémica cuando condenó al estado de Israel al acusarlo de "amenazar la paz mundial".

Nacido el 16 de octubre de 1927 en Dantzig, hoy Gdansk en la actual Polonia, de una madre de origen cachubo (minoría eslava de Prusia) y padre alemán, Grass se crió en una familia católica-protestante, y al final de la Segunda Guerra Mundial su familia debió abandonar esa ciudad-estado autónoma junto a los demás habitantes de origen alemán. Fue ahí cuando el escritor comenzó a trabajar en una mina, intentó iniciarse como escultor pero terminó por inscribirse en la Academia de Bellas Artes de Dusseldorf.

Por último, dedicarse a la literatura le abrió las puertas de la consideración mundial: "El tambor de hojalata" ("Die Blechtrommel"), aparecida en 1959, fue traducida a los principales idiomas del mundo. Tras sumarse las filas pacifistas que en la década del 50 sacudieron a toda Europa y apoyaron las luchas de liberación de Argelia y Vietnam, Grass describe en esa, su primera novela, la rebelión a una Alemania que vivió dos guerras mundiales, con millones de muertos, en la persona de Oskar Matzerath, el personaje que decide a los tres años no crecer más y comunicarse con el mundo solo redoblando un tambor de juguete.

Luego vendrían "El gato y el ratón" (Katz und Maus, 1961) y "Años de perro" (Hundejahre, 1963). Integrante, junto con Heinrich Böll y Siegfried Lenz, de la trilogía más importante de la literatura alemana de la segunda mitad del siglo XX, Grass alternó en Berlín las horas que le dedicaba a la literatura con las que le consagró a la política, donde marchaba al lado del líder socialdemócrata Willy Brandt, primero cuando éste era alcalde de la ciudad y luego como primer ministro, convirtiéndose en su principal consejero.

Más tarde vinieron "Anestesia local" (Ortlich betaubt, 1969), "Del diario de un caracol" (Aus dem Tagebuch einer Schnecke, 1972), "El rodaballo" (Der Butt, 1979) y "La rata" (Die Rattin, 1986). Grass fue uno de los tantos profetas de la muerte de la literatura, contradiciéndose en 2002 con "El paso del cangrejo" (Im Krebsgang), su última novela, a la que siguieron solo ensayos y libros de poesía. El escritor, que apareció en público por última vez el 28 de marzo durante la presentación de la versión para teatro de "El tambor de hojalata", trabajó también hasta último momento en su próximo libro, según reveló ayer su editor. "Terminamos el libro literalmente la semana pasada", dijo Gerhard Steidl. La obra, titulada "Vonne Endlichkait" (dos palabras inventadas que sonarían a algo similar a "De la finitud"), se publicará en los próximos meses. El editor de la casa Steidl definió el manuscrito como "un experimento literario" en el que el autor "mezcló textos en prosa y lírica". Los primeros fragmentos se darán a conocer el 12 de junio durante una exposición homenaje.

Dejá tu comentario