1 de junio 2016 - 00:00

Nación incumple fallo por fondos y trinan provincias

Rogelio Frigerio
Rogelio Frigerio
 Después de la pax rubricada días atrás entre mandatarios provinciales y Casa Rosada por los fondos de coparticipación que retenía -y que ahora devolverá desde este año- el Estado nacional para financiar la ANSES, el Gobierno de Cambiemos reconoció que no está "en condiciones de pagar" las demandas que ganaron Santa Fe, Córdoba y San Luis en la Corte Suprema de Justicia para que se les acrediten los montos que no fueron girados en los últimos años por la gestión de Cristina de Kirchner.

"Las arcas del Estado no están en condiciones de pagar esa deuda en este momento, por lo cual vamos a ver a qué arreglo llegamos para que en el tiempo podamos cumplir con esa promesa a mediano y largo plazo", aseguró a una medio santafesino el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio.

Es que en la sentencia, el máximo tribunal de Justicia del país -que preside Ricardo Lorenzetti- le dio a Nación un plazo de 120 días para negociar con esos distritos la devolución de los fondos retenidos.

Frigerio señaló que el Gobierno de Mauricio Macri recibió "un país con uno de los déficits fiscales más altos de la historia", y dejó en claro que el compromiso del Presidente es "que al final de su mandato tengamos equilibrio fiscal" para que "la Nación cuente con esos recursos" y pueda "honrar los compromisos que tenemos con Santa Fe".

A la sentencia de la Corte se le sumó la apresurada decisión de Cristina de Kirchner -vía decreto, luego derogado por Macri-, a días de dejar el poder, de liberar a las provincias del cepo para litigar por fondos -que les había impuesto como condición para refinanciarle la deuda a 17 distritos-, lo que derivó en la escalada de demandas de los gobernadores en pos de un beneficio similar.

En un primer momento, el flamante Ejecutivo nacional intentó arrancarles a los mandatarios la firma de una expresa traba para litigar por los fondos involucrados en la devolución del 15% desde ese día y hasta 2020.

Pero esa pretensión se topó con la resistencia de las provincias peronistas, e incluso de algunos distritos alineados con Cambiemos. Por eso, a último momento Frigerio debió incorporar un artículo donde expresamente se aclara que el acuerdo no implica para los gobernadores un renunciamiento a potenciales reclamos judiciales.

A partir de ahora, los gobernadores Miguel Lifschitz (Santa Fe, socialismo), Juan Schiaretti (Córdoba, peronismo disidente) y Alberto Rodríguez Saá (peronismo disidente, San Luis) analizarán junto a sus respectivos fiscales de Estado la posibilidad de volver a la Justicia. Es que la abultada deuda -que en realidad generó el Gobierno anterior- significaría más de la mitad de los presupuestos provinciales, según el distrito.

"Nos hemos propuesto esperar unas semanas más, que era un último plazo que nos había pedido el ministro Frigerio para arreglar con las demás provincias. A partir de allí se iba a abocar a la situación de las provincias de Santa Fe, San Luis y Córdoba. Esperemos que esto suceda efectivamente, si no, tendremos que volver a recurrir a la Corte", resaltó Lifschitz.

Dejá tu comentario