Nadal rompió el maleficio con Djokovic

Edición Impresa

Rafael Nadal puso fin al «maleficio Nole» al derrotar a Novak Djokovic para dar forma a una hazaña, la conquista por octava vez consecutiva del Masters 1000 de Montecarlo. El español se impuso 6-3 y 6-1 al serbio, número uno del mundo, que sigue así sin poder ganar el torneo de la ciudad en la que vive, una de las escalas históricas del deporte de la raqueta. Pero Nadal no sólo ganó, sino que arrasó al serbio para llevarse su primer título en diez meses. «Para mí es mucho más importante la victoria que el dolor en caso de haber perdido. Siete u ocho derrotas no hacen diferencia. Volver a ganar, sí», añadió el mallorquín, que elogió a su rival. «Tienes que aceptar el deporte, y el deporte es así, a veces pierdes, a veces ganas, y contra un jugador como Novak puedes esperar perder».

Djokovic le devolvió la gentileza durante la ceremonia de premiación presidida por el príncipe, Alberto de Mónaco: «Rafa, eres un gran campeón y hoy (por ayer) mereciste ganar». «Tras siete veces, gracias por dejarme ganar esta vez», bromeó Nadal mientras Djokovic le palmeaba la espalda. El serbio, sin embargo, matizaría luego que no se sentía en las mejores condiciones para jugar, aunque elogió la «merecida» victoria de su rival.

Dejá tu comentario