Netanyahu apunta al eje Damasco- Teherán-Hizbulá

Edición Impresa

Jerusalén - El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo ayer que lo que sucede en Siria, en referencia al ataque con armas químicas, "sólo muestra lo que podría ocurrir si Irán se hace con armas más mortíferas", y advirtió que su país "está listo para defenderse" ante una "amenaza del eje Teherán-Damasco".

Netanyahu y el presidente israelí Shimon Peres abordaron las posibilidades de que el conflicto sirio se vuelque a Israel.

"Nosotros siempre sabremos cómo defendernos. Nuestro dedo está siempre sobre el pulso de la situación y el nuestro es un dedo responsable y, si es necesario, lo será también sobre el gatillo", aseguró el primer ministro en la reunión de gabinete semanal. Poco después, durante una reunión en Jerusalén con el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, agregó que "lo que está sucediendo en Siria es una tragedia que no puede continuar".

Netanyahu abundó en que el régimen de Bashar al Asad no actúa solo sino que lo hace con la ayuda de "Irán y el grupo libanés Hizbulá". "Finalmente los extremistas emplean esas armas. Así que debemos impedir que las adquieran", destacó e insistió con lo peligroso que resulta el programa nuclear iraní.

En tanto, el vicecomandante de la Fuerza Aérea de Irán, Masud Yayeri, advirtió a Estados Unidos en contra de una intervención militar en Siria. "Estados Unidos sabe cuál es la línea roja que no se puede traspasar; si se cruza tendrá consecuencias graves para la Casa Blanca", señaló, y extendió la advertencia a "todos los países que quieren que la crisis siria se agrave".

Agencias ANSA, AFP y DPA

Dejá tu comentario